Vendieron su casa y dejaron la escuela para ayudar a niños que fueron víctimas de tráfico sexual


La vida que llevan te sorprenderá.

Partieron siendo la familia más envidiada y aventurera de Estados Unidos. Michael, Marisa y sus 4 hijos dejaron casi todo lo que tenían en Utah y partieron en una casa rodante a vivir en el camino por todo un año. Cuando volvieron, se dieron cuenta de algo de suma importancia…

Lo de vivir en una casa normal no era para ellos. Pero si iban a comenzar con otra idea, tenía que ser algo que los hiciera crecer, y que aportara a otros.


MARISA AND MICHAEL JOHNSON

Que sus hijos tuvieran la suerte que tenían hizo que Marisa no lo dudara…. ¡tenía que ir por los niños! Ahora se irán a Sudamerica a convivir y ayudar a niños que fueron víctimas de tráfico sexual.

Los hijos Johnson, de 16, 13, 11 y 7 años ya comenzaron a ser educados en casa y los padres dejaron sus trabajos, así podrán mantener este estilo de vida. La familia vendió su hogar, el resto de cosas que le quedaban y los niños solo podrán llevar ropa que quepa en dos cajones, y un par de juguetes y libros.

La aventura comenzará este mes junto a la organización “Operación Ferrocarril Subterráneo” y los tres pequeños están muy involucrados con la idea, y no tienen problemas con poner su vida social en pausa por el tiempo que sea necesario.


MARISA AND MICHAEL JOHNSON

¿Tú harías lo mismo?



http://www.upsocl.com/mundo/vendieron-su-casa-y-dejaron-la-escuela-para-ayudar-a-ninos-que-fueron-victimas-de-trafico-sexual/