Una tormenta de nieve lo dejo sin pista para correr. Tomó una pala y demostró lo que es el esfuerzo


La adversidad sólo se volvió un desafío más atractivo.

Para muchos una tormenta de nieve puede significar un buen día de descanso, o si eres de un lugar en que no es frecuente, el poder salir a divertirte y aprovechar la situación. Para Quinn Schneider, Atleta de Cross-country del año en Carolina del Norte, esto significa un nuevo tipo de desafío físico.

Aunque ya había corrido en nieve, no lo había hecho con tanto volumen.

Schneider podría haber descansado de su duro entrenamiento ese día, pero se enfocó en mantener la rutina. Así que salió de casa con una pala rumbo hasta la pista atlética de su escuela.


YouTube – QE Adventures

Una vez ahí, se dedicó a correr mientras paleaba la nieve de la pista para poder usarla sin dañarla.

Schneider corre entre 100 y 115 kilómetros por semana, y sólo ese día corrió 16. Mucho más agotadores considerando el esfuerzo físico que conlleva palear la nieve.

“El entrenamiento previo al entrenamiento”.

Cuando empezó la siguiente semana, se enteró de que su esfuerzo sorprendió a su entrenador y que muchos otros pudieron usar la pista.

Todos supieron que se trataba de él, que comenzó a correr en séptimo grado y que ganó dos veces consecutivas el premio de las Escuelas Independientes de Carolina del Norte.

Sin duda, una muy buena lección de perseverancia ante las condiciones adversas.

 



http://www.upsocl.com/inspiracion/una-tormenta-de-nieve-lo-dejo-sin-pista-para-correr-tomo-una-pala-y-demostro-lo-que-es-el-esfuerzo/