Un tipo le puso droga al vaso de su acompañante. Por suerte estas 3 heroínas evitaron una violación



Una publicación de Facebook sorprendió a internet con una historia increíble acerca de un abuso sexual frustrado. Tres amigas estaban en el “happy hour” de un restaurante de Santa Monica, California en Estados Unidos, cuando de pronto vieron que un tipo en una mesa cercana le puso algo al trago de su acompañante mientras ésta había ido al baño.

Sonia Ulrich escribió que ella y sus amigas Monica Kenyon y Marla Saltzer estaban en el restaurante FIG la noche del jueves cuando una de ellas vio el movimiento sospechoso del tipo. Ulrich siguió entonces a la mujer hacia el baño y le dijo lo que su amiga había visto. Cuando esperaba escuchar que recién había conocido a este tipo, ella se lamentó al saber que su cita de aquella noche ¡era uno de sus mejores amigos!

Según relata en su publicación de Facebook, la mujer alertó a los dueños del local lo que llevó a que la seguridad del lugar revisara las cámaras de seguridad que descubrieron las intenciones del tipo. Mientras esperaban que llegue la policía fue un momento muy incómodo:

La pobre mujer tuvo que sentarse por 40 minutos más, sentada frente a “uno de sus mejores amigos”, sabiendo que él estaba tratando drogarla. Marla se dio cuenta que el tipo varias veces quiso que la mujer tomara de su copa haciendo salud e instándola a beber. Ella se mantuvo tranquila. Sobre todo, yo creía, simplemente sorprendida. ¡El personal quería saltar y botar el vaso, atraparlo a él, hacer algo! Yo fantaseaba en ir y exigirle a él que se bebiera el vaso de vino contaminado. Con el tiempo, terminaron la cena. Hubo un retraso para entregarles su boleta “el equipo está caído” fue lo que dijo el camarero. Luego entro la policía de Santa Mónica. Le dijeron: “Ven con nosotros” y él no protestó. No preguntó por qué. No parecía sorprendido.

Finalmente fue bueno que no hayan botado el vaso de vino ya que la policía se lo llevó para utilizarlo como prueba, según relató Ulrich. Pero una de las partes más inquietantes de la historia es que luego muchas personas en el restaurante se acercaron a agradecerles a las tres mujeres por tener experiencia en este tipo de asaltos sexuales:

“De cada mesa en nuestra sección, desde fuera y a través del restaurante, la gente vino a agradecernos a nosotros para haber hecho algo. ‘Le pasó a mi hermana … Me alegro de que yo estaba allí para llevarla a casa’. ‘Le pasó a mi compañera de cuarto en la fiesta de un productor. Todavía está en mal por eso’. ‘Me pasó a mí. En una parrillada’. ‘Me pasó a mí. En un bar en el que trabajé’. ‘Algunos héroes no llevan capas. Gracias. Me pasó a mi. Gracias’… Al menos 10 historias parecidas gente personalmente afectadas [por] alguien. Algo así. Y esos eran sólo los que sabían lo que pasó. Estoy seguro de que había un montón de más historias en el resto del restaurante y el hotel”.

“No intentes drogar mientras nosotras estamos vigilando”

Facebook/Sonia Ulrich
Facebook/Sonia Ulrich

El teniente de la Policía de Santa Monica, Saul Rodriguez luego confirmó al Huffington Post que habían arrestado a un chico de 24 años llamado Michael Hsu por intento de violación y suministrar drogas con la intención de cometer una violación. El tipo quedó con una fianza de 1 millón de dólares y a la espera de una lectura de cargos.

“Apreciamos lo que los testigos dieron a conocer. Se evitó que un delito grave se llevara a cabo”.

Por suerte estas mujeres hicieron algo ya que muchas veces las personas no hacer nada para no entrometerse en relaciones ajenas. Pero cosas así siempre se deben evitar.

¿Qué opinas al respecto?

 




Categorias: Comunidad, IA – Etiquetas: