Un santuario rescató a este conejo y a este gallo. Cuando no miraban, se hicieron los mejores amigos


Mushu y Prince desarrollaron una hermosa amistad, a pesar de que ambos tienen severos problemas de salud.

Cuando Gyna Lynn se hizo cargo de Mushu, un conejo rescatado desde un laboratorio, sabía que el camino sería difícil. El tierno roedor tenía un problema evidente de equilibrio y no podía sostener bien su cuello. Casi al mismo tiempo recibió a un gallo que otras personas rescatador desde un centro de investigación.

Parecían muy distintos, pero ambos sorprendieron a Gyna con su amistad.


New Life Animal Sanctuary

En su página de Facebook Gyna describió la situación:

“Tengo un conejo muy enfermo y un gallo muy enfermo (…) Ambos tienen inclinación grave en su cabeza y problemas de balance, casi no pueden caminar (por distintas razones)”.

-Gyna, a través de su cuenta en Facebook–


New Life Animal Sanctuary

Cuando los llevó al veterinario no pudieron darle una explicación certera de lo que aquejaba a sus animales, pero Prince -como bautizó al ave- tenía problemas de equilibrio y balance.

 


New Life Animal Sanctuary

Todo ocurría en su santuario de vida animal en California, y como vio que Mushu y Prince se llevaban bien, decidió dejarlos dormir juntos en la misma área.

Cuando volvió, se dio cuenta de que ambos se habían puesto el uno junto al otro.

 


New Life Animal Sanctuary

Con los días, Mushu y Prince se volvieron muy cercanos e incluso comen juntos sin problemas.


New Life Animal Sanctuary

Aunque Gyna presiente que Prince tiene alguna enfermedad grave, los cuida a ambos con mucho amor y está feliz de que tengan una “amistad”.



http://www.upsocl.com/verde/un-santuario-rescato-a-este-conejo-y-a-este-gallo-cuando-no-miraban-se-hicieron-los-mejores-amigos/