Un hombre ateo fue a comprar muebles. Al ir al baño, encontró el rostro de Jesús y le tomó una foto


No creía en nada hasta que vio esto.

Puede ser que cuando vayamos a una tienda encontremos cosas que no nos esperábamos como por ejemplo ofertas realmente tentadoras o quizás uno que otro animal que se haya metido sin permiso por los pasillos. Pero más que eso no nos imaginamos ni de broma.

Sin embargo, este chico de 23 años llamado Alastair Cantley sí se topó con algo que no necesariamente creía que existía.

Fue a la famosa tienda IKEA para ir por algunos accesorios para el hogar. Ya sabemos que para entrar ahí tienes que ir preparado por el tamaño y variedad de las cosas que venden es mayor que el del planeta Tierra. Cantley se adentró en los pasillos y luego de unos minutos se dirigió al baño de hombres para liberar su vejiga y seguir mirando.


Mercury Press

Al momento de entrar tuvo que detenerse porque ni sus propios ojos creían lo que estaba viendo. La cara del mismo Jesús estaba frente a él. Él que no creía ni siquiera en Santa Claus. No supo qué hacer así que le sacó una fotografía y la subió a las redes.


Mercury Press

Por si no te acuerdas cómo se ve Jesús…es algo como esto.


John Pavlovitz

¿Si? Mmm bueno, tienen una aire…una brisa…un soplido.

Este encuentro con Jesucristo no fue suficiente para que se convirtiera al cristianismo pero sí para que comprara unas cuantas alfombras para su hogar.

¿Te parece que es Jesús?



http://www.upsocl.com/cultura-y-entretencion/un-hombre-ateo-fue-a-comprar-muebles-al-ir-al-bano-encontro-el-rostro-de-jesus-y-le-tomo-una-foto/