Trump, el vuelo de Lady Gaga y otras rocambolescas predicciones de los Simpsons que se hicieron realidad


Atesoran ya 27 temporadas y más de 500 episodios. No obstante, eso son solo números. En concreto, son las cifras que marcan la longeva existencia de ‘Los Simpson’. En tantos minutos de animación, este emblema de la historia de la televisión nos ha dejado momentos imborrables y, sobre todo, divertidos. A la vez, ha regalado algún que otro detalle profético. Si el año pasado se recordó que la serie ya predijo que Donald Trump sería presidente de Estados Unidos, no menos relevancia tienen otras de sus perlas, que han resultado ser más proféticas que las de Nostradamus:

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos

Cuando el pasado 9 de noviembre se supo que Trump se había hecho con las llaves de la Casa Blanca, muchos recordaron ese episodio del año 2000 en el que se presentaba a una Lisa Simpson que llegaría a ser presidenta de los Estados Unidos justo después del magnate del pelo dorado. Lo que también se decía en ese episodio es que Trump dejaría el país en bancarrota.

Lady Gaga ‘volaría’ en un espectáculo

Muy comentada fue también hace unos días la actuación de esta diva del pop en la Super Bowl; entre otras razones, por los drones que iluminaron el espectáculo, pero también porque la cantante ‘voló’ (suspendida con unos cables) en un momento de la actuación, al igual que hizo en un espectáculo ficticio que protagonizó en Springfield, la ciudad donde habitan nuestros personajes amarillos favoritos. Fue en un capítulo de 2012. Eso sí, en la ficción su vestido echaba fuego y en la vida real, afortunadamente, no.

La gente se comunicaría a través del reloj y por videoconferencia

‘La boda de Lisa’, que se emitió en 1995, mostraba el futuro de la hija de Marge y Homer: allá por 2010 tendría un novio británico, John, con un dispositivo muy especial. Se trata de un reloj con el que podría comunicarse con otras personas. En la vida real, unos años después, comprobaríamos que esto se hizo real gracias al Apple Watch y otros dispositivos para la muñeca que nos permiten realizar llamadas telefónicas o dar órdenes. Y saber la hora, por supuesto. También en ese hipotético año 2010, Marge y Lisa tienen una conversación por videoconferencia; ahí sí: en el 2010 real ya podíamos disfrutar de Skype.

Existiría un traductor de bebés

En 1992 Herb Powell, el hermano de Homer, reaparece en la vida de la familia Simpson con una idea: crear un traductor automático de balbuceos de bebés. Puede sonar rocambolesco, pero la revolución tecnológica nos ha demostrado que casi nada es imposible y, de hecho, en 2015 supimos de una ‘app’ que, supuestamente, nos dice por qué llora un bebé. ¿Hambre? ¿Sueño? Nada que Herb no lograra descifrar con su sobrina 23 años antes.

Grasa para conseguir dinero fácil

Mientras Herb quería patentar un traductor de bebés, su hermano Homer planea en un episodio de 1998 robar grasa de las cocinas del colegio de sus hijos para venderla y conseguir un sobresueldo. ¿Una guarrería? Probablemente. Pero en 2013 supimos que había ladrones que llevaban haciendo eso desde hacía varios años en Nueva York. Incluso se llegó a hablar de un mercado negro organizado, interesado en un desperdicio que sirve para crear biodiésel. Asqueroso pero lucrativo, por lo que parece.

Robarían limoneros

En el episodio ‘El limón de Troya’, emitido en 1995, los habitantes de Springfield montan en cólera cuando los vecinos de la ciudad rival, Shelbyville, roban un limonero, símbolo de la localidad en la que habitan Bart y compañía. Algo tan divertido podría formar parte solo de la ficción, pero resulta que en 2013, el robo de un limonero en Houston dejó también picuetos a los vecinos del barrio donde se encontraba el recién plantado árbol. ¿Quién querría llevarse un limonero?

Habría problemas con el voto electrónico en Estados Unidos

En el especial de Halloween de 2008, que se emitió pocas semanas antes de las elecciones presidenciales estadounidenses, Homer quería votar a Barack Obama, pero el voto electrónico solo le permitía marcar a John McCain, el candidato republicano. Cuatro años más tarde un votante real tendría problemas con la pantalla: quería votar a Obama pero el sistema marcaba al republicano Matt Romney. 

Se inventaría el martillo automático

En otro episodio de 1998, Homer decide meterse a inventor para emular a Thomas Alva Edison. Entre sus descacharrantes creaciones estaban una pistola para maquillarse en un segundo y un martillo automático. Ninguna de las dos tuvo mucho éxito, básicamente porque una te dejaba hecho un adefesio y el otro porque destrozaba la pared más que poner un clavo. Sin embargo, en 2015 vimos que alguien había subido a YouTube un martillo eléctrico que sí funcionaba. Se acabó, pues, hacer movimientos de codo gracias a las ideas del bueno de Homer.

Existirían orejeras con forma de hamburguesa

El profesor Frink, el científico más chalado de Springfield, sorprendía a todos en 1998 con unas orejeras que usaban en su diseño este plato de comida. Si bien las suyas eran hamburguesas reales, en 2013 vimos cómo la gente se estaba animando a usar unas de mentira para resguardarse del frío. ¿Quién las patentaría?

Se encontrarían peces de tres ojos cerca de la central nuclear

En un episodio de 1990, el señor Burns quiso presentarse a gobernador del estado, pero un pez de tres ojos pescado cerca de su central nuclear le pondría en un aprieto. No sabemos lo que hubiese sucedido en una campaña electoral de la vida real: en 2011, unos pescadores argentinos pescaron un pez con tres ojos en un lago cercano a una central nuclear del país. ¿Intentaría comerlo alguien, como sucedía en la ficción amarilla?

Los Beatles responderían a las cartas con varias décadas de atraso

En 1991 nos enteramos de que Marge mandó un cuadro a Ringo Starr en su juventud y que nunca había recibido respuesta. Afortunadamente, Ringo se encontraba en ese momento respondiendo toda la correspondencia atrasada, y Marge fue una de las afortunadas. En la vida real pasaría algo parecido: sería Paul McCartney quien en 2013 decidió responder a una carta de dos fans cinco décadas después. Lo que no sabemos es si luego se siguió animando a contestar también los telegramas.

Habría calles y edificios de chocolate

Un tragaldabas como Homer soñó en 1991 con un país hecho por completo de chocolate: caminos, ciudades, árboles… No iba mal desencaminado: en 2010, China abrió un parque temático en el que todo (o casi todo) estaba fabricado con este rico dulce. Y cómo no, las atracciones se podían comer e incluso la Gran Muralla China que se exhibía se partía en pequeños trozos para los visitantes. Así, Homer solo tuvo que esperar veinte años para ver su sueño cumplido. 

Con información de Wikipedia (1, 2 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, ) Telecinco, CNN en Español KHOU, The Huffington Post, Daily Mail (1, 2), Diario del Viajero y New York Post

Más historias tan sorprendentes como lo que predijeron ‘Los Simpson’:

La leyenda del guionista ermitaño que escribió los mejores capítulos de ‘Los Simpson’

El truco matemático del mp3, el JPEG y la cara de Homer Simpson

Quince irónicos carteles de ‘Los Simpson’ que pasaron desapercibidos

Bate el récord de tatuajes de Homer Simpson para vengarse de su padre, que era clavadito a Ned Flanders



https://www.cookingideas.es/predicciones-simpsons-20170228.html