Tienes que darle una oportunidad AHORA a este pastel que parece una gota de lluvia


La comida en Japón es prácticamente de otro mundo, por eso esta receta va a maravillarte: Es un pastel que parece una gota de lluvia, también conocido como ooho. Y aunque no es lo que tradicionalmente se denomina como un pastel, es una de las últimas maravillas que nos ha entregado el internet y que ahora puedes preparar en la comodidad de tu hogar… Así que prepárate para sorprenderte.

Primero, lo primero. ¿Qué necesitas para prepararlo?

Dentro de los ingredientes principales está el agar-agar (una gelatina vegetal en polvo de origen marino y transparente), que puedes encontrar en las tiendas de productos asiáticos. Además de eso, necesitas azúcar granulada, agua y fresas.

El primer paso: Endulzar el polvo.

Vierte 32 gramos de agar-agar en polvo en una olla y luego agrega azúcar a gusto. Junta 800 mililitros de agua, agrega un poco a la olla y mezcla hasta formar una pasta en la que se disuelva un poco el polvo.

Luego, agrega toda el agua que queda.

Continúa añadiendo el resto de los 800 mililitros que juntaste, revolviendo constantemente para prevenir la acumulación del polvo.

¡A hervir se ha dicho!

Lleva tu mezcla en la olla hacia el fuego deja que hierva a llama alta, una vez que haya hervido, la consistencia habrá cambiado a la de una jalea líquida y levemente más espesa que antes.

Deja que tu mezcla se enfríe…

Si no quieres esperar a que se enfríe, puedes acelerar el proceso sumergiendo la olla en la que tienes la mezcla en otra olla con agua helada, sin permitir que se el agua helada se mezcle con la mezcla.

Y ahora, tienes que darle forma a las gotas de lluvia.

Lleva tu mezcla a vasos plásticos con fondo redondo, llenando aproximadamente un cuarto de los vasos.

Añade color y sabor con las fresas.

Dale un toque genial a estas gotas de lluvia agregando fresas, para luego cubrirlas con el resto de la mezcla. La que debería llenar hasta la mitad de los vasos.

Enfría en la nevera por treinta minutos y ya casi estamos listos…

Luego desprende de los vasos plásticos con mucho cuidado.

Lentamente gira tus vasos y espera a que tu gota de lluvia se desprenda de su molde.

¡Y listo! Ahora solamente debes atreverte a destruir esta belleza de postre:

Asegúrate de comerlo en el transcurso de 30 minutos, porque luego de eso se convertirá en un pequeño y adorable monstruo muy pegajoso.

¿Te atreves a darle una oportunidad?



http://www.upsocl.com/comida/tienes-que-darle-una-oportunidad-ahora-a-este-pastel-que-parece-una-gota-de-lluvia/