Tiene 9 años y sufre de autismo. Sus profesores sólo le dejan ir una hora a la escuela cada semana


Dicen que no pueden “lidiar” con su enfermedad.

Daniel Gourlay tiene sólo nueve años, pero no le permiten ir al colegio el día completo. Mientras que sus compañeros lo hacen sin problemas Daniel se ve obligado a ir sólo una hora cada semana a su establecimiento educacional. Según lo que su madre, Barbara Irvine de 46 años le relató el medio británico Mirror, todo se debe a que el pequeño padece de autismo y a la negativa de los profesores de “lidiar” con su enfermedad.


Michael Trail

Según lo que su madre relata, los profesores incluso le han dicho que él no debería ir a la clase de educación física porque es “demasiado difícil” para él.


Michael Trail

Su madre, cansada de esta discriminación tan abierta y dolorosa, ha decidido que luchará por el derecho de su hijo de tener una educación completa y con las horas adecuadas.

Daniel fue diagnosticado con una forma extrema de autismo durante el año pasado, Síndrome de Evitación Extrema. Según el sitio Autismo-PDA las características incluyen negarse de forma obsesiva a acceder a las solicitudes y demandas de los demás (por los niveles de ansiedad que esta supuesta pérdida de control general), tener cambios excesivos de humor, mostrar retrasos en el desarrollo del lenguaje y también demostrar comportamientos obsesivos.


Michael Trail

Debido a esto, muchas veces los ambientes ruidosos y con muchas personas le resultan insoportables. Sin embargo, al no tener dificultades de aprendizaje, no tiene sentido que vaya a un colegio especial.

Después de reunirse con el Concilio y las autoridades de su ciudad en seis ocasiones diferentes, su madre logró que le permitieran ir al colegio dos horas cada semana: una hora los martes y otra los viernes.

Sin embargo, la suma sigue siendo ridícula y eso fue lo que le manifestó al Daily Record:

“Dos horas a la semana no es nada. Daniel quiere ir al colegio igual que su hermano y su hermana. Es un chico inteligente. Cumplirá 10 años en mayo y no ha tenido una educación completa desde que tenía seis. Me preocupa su futuro”.


Michael Trail

Barbara comenzó a sospechar que su hijo quizás tenía autismo cuando tenía sólo 18 meses, debido a que presentaba parte de los comportamientos esperados. Sin embargo, tuvo que luchar durante siete años para que le dieran el diagnóstico correcto. Sus profesores simplemente pensaban que tenía problemas de comportamiento y nadie tomaba en serio lo que ella decía.

Si bien las peticiones de Bárbara han sido tomadas en cuenta, por el momento aún no hay una respuesta definitiva para su caso, aunque los oficiales aseguraron que se acercarían a ella para ver si era posible ayudarla de una mejor manera.



http://www.upsocl.com/mundo/tiene-9-anos-y-sufre-de-autismo-sus-profesores-solo-le-dejan-ir-una-hora-a-la-escuela-cada-semana/