Terminó con ella a través de una carta. No era su pareja, era su ginecóloga


Una consulta médica que no resultó muy bien.

Te imaginas cómo se debe sentir que tu ginecóloga decida “terminar su relación contigo”. Bueno, le pasó a una autora del sitio xoJane, Lola Jane, que relató cómo obtuvo una carta formal de su médico en la que decidía cortar su relación con ella después de una conducta algo conflictiva de la escritora con ella y su recepcionista.

Todo comenzó cuando la recepcionista pidió a Jane llenar los formularios antes de su cita con el doctor.

Ella se negó a responder su estado civil o si usa cinturón al manejar, porque consideró que son antecedentes personales y no relevantes a su cuidado médico. A pesar de la objeción de la recepcionista, fue admitida en la consulta de todas formas. Luego le pasarían una bata que no era de su talla y era la única disponible. Pero eso no fue lo que dejó las cosas tensas.

La ginecóloga de Jane realizó el examen y luego empezó a retirarse. Jane la detuvo y le preguntó si le iba a examinar por enfermedades de transmisión sexual. La doctora le explicó que dejaron de hacer los exámenes de manera automática a los pacientes sobre 26 años. Jane tiene 28. De la misma forma tampoco le habían hecho exámenes de sangre. Jane insistió y la ginecóloga accedió a hacerlos.

Lola Jane

Después de la consulta médica, Jane estaba molesta, así que decidió enviarle a su doctora una carta.

“Gracias por tu prueba de Papanicolaou. A pesar de que no tienes una sola bata en tu oficina que cierre por el frente, voy a volver el próximo año. Estoy preocupada, de todas formas, que en ningún momento mencionaste ETS o salud sexual durante mi examen. Me impactó que me preguntaras tanto mi estado civil como si usaba cinturón, pero nada se menciono acerca del sexo, el hecho de que la gente lo hace, o que uno puede enfermarse con eso. Cuando lo mencioné yo, dijiste que ya no le preguntabas a las mayores de 26. De haber sabido que si me abstenía hubiese evitado completamente el riesgo de SIDA, habría esperado hasta los 27 antes de volverme sexualmente activa. Tampoco me explicaste que sólo un examen de sangre cubre todas las ETS, pero como debo ser una célibe o inmune a la enfermedad de 28 años no debería preocuparme. Después de esta carta, espero reconsideres estas prácticas”.

Un par de días después, Jane recibió una respuesta.


XoJane

“Te escribo para informarte de que ya estaré disponible para brindarte cuidados médicos. La terminación de estos entrará en vigencia en 30 días desde la recepción de esta carta. Si necesitas atención ginecológica de emergencia durante este período de tiempo, no dude en contactar a mi oficina.

Te sugiero buscar atención médica de otro especialista. Si necesitas ayuda para localizar otro, te sugiero la Sociedad Médica del Condado de (censurado), uno de los hospitales locales (censurado), o su plan de salud actual.

Adjunto una autorización para otorgar una copia de tus registros médicos a un profesional de su elección. Con la recepción de un formulario firmado y un cargo de $10 por el copiado del registro, mi oficina te otorgará una copia de sus antecedentes al especialista que haya designado.

Por favor, llama a mi oficina si tienes cualquier pregunta. Sinceramente, (nombre censurado)”.

Jane llamó a la oficina para preguntar por la carta y tuvo una dura conversación con la recepcionista, que le acusó de faltarle el respeto a todo el personal. ¿Quién crees tiene la culpa?



http://www.upsocl.com/salud/termino-con-ella-a-traves-de-una-carta-no-era-su-pareja-era-su-ginecologa/