Sus cercanos no tenían idea del nuevo miembro de la familia. Sus caras al descubrirlo son impagables


Al abrir la puerta, los abuelos del pequeño casi explotan de la emoción.

Amber and Justin Van Slyke son una pareja que siempre ha llevado la adopción en el fondo de su corazón, ya que ambos fueron adoptados por otra familia, un gesto muy hermoso por parte de quienes no tienen la oportunidad de tener hijos o bien lo hacen por el deseo de acoger a alguien que realmente lo necesita. 

Esta vez, a ellos les tocó vivir el proceso de acoger a otros.

Este feliz matrimonio son padres de dos hijos biológicos, una pequeña de siete años y un niño de cuatro. Ambos muy alegres esperaban con ansias tener un futuro hermanito.


Youtube

Cuando el doctor le dijo a Amber que sería peligroso que ella concediera más bebés, tomaron en cuenta la posibilidad de adoptar a un pequeño para que sea el nuevo compañeros de los niños, sin embargo la adopción no es algo tan simple de hacer, sino que requiere un proceso previo de espera para que nazca un bebé que necesite ser acogido.

Pero algo hermoso sucedió y es que al poco tiempo una madre dio a luz a su hijo Joel. Ella sentía que no estaba en condiciones para criarlo, por lo que encontró una muy buena opción elegir a estos padres que deseosos veían al niño como un bellísimo regalo. 


Youtube

Todo sucedió tan rápido para esta pareja que ni siquiera tuvieron la posibilidad de contarles la buena nueva a sus cercanos y prefirieron darles una gran sorpresa. 

Uno por uno sus amigos y padres fueron ingresando a la casa de los Van Slyke. Tras percatarse de esta hermosa noticia, la reacciones entre los visitantes fueron diversas y graciosas.

Sus abuelos en particular, no podían creer lo que estaba sucediendo y sus rostros lo dicen todo.


Youtube

Youtube

Sin duda estos momentos son realmente bellos e inolvidables para todos, más cuando se trata de la llegada de un nuevo miembro de la familia.  



http://www.upsocl.com/cultura-y-entretencion/sus-cercanos-no-tenian-idea-del-nuevo-miembro-de-la-familia-sus-caras-al-descubrirlo-son-impagables/