Su esposo murió dos días después de su matrimonio. El hospital lo dejó un mes en el refrigerador


“A nadie le importaba que hubiera perdido al amor de mi vida”.

Alex Craven se enamoró de Paul McCrystal cuando apenas tenía 18 años. Desde que lo vio por primera vez supo que era la persona con la que quería pasar el resto de su vida. Paul, 27 años mayor, acabó aceptando y llevaban juntos casi 10 años para cuando Paul enfermó. Fue tan inesperado como violento y sólo dos días después de que se casaran, esperando lo peor, Paul sufrió una falla múltiple de órganos y murió.

“Es lo peor que he sentido en mi vida, cuando Paul murió. Todo lo que quería era cumplir mi deber con él y enterrarlo, pero no tenía un peso. Paul no tenía dinero, yo no tenía dinero (…) y a nadie le importaba que yo hubiera perdido al amor de mi vida”.

-Alex Craven al Mirror–

Alex es un estudiante de ingeniería y todo su dinero se dedica a pagar lo que no cubren sus becas. Trató de pedir ayuda del estado, pero descubrió que como estudiante no podía optar a ese tipo de apoyos.


Alex Craven

“Es completamente inaceptable que después de que Alex perdiera a su esposo, el gobierno rechazara apoyarlo con el funeral. Era su última esperanza. Tuvimos que convencer al hospital que Alex no tenía más opción que buscar fondos públicos para un funeral. La mayoría de la gente lo que más necesita es apoyo en momentos como este”.

-Heather Kennedy, directora de Funerales Justos–

El hospital aceptó cubrir los gastos funerarios del hombre, pero Alex declaró que tuvo que prácticamente mendigar, haciendo confuso papeleo y hablando con demasiadas personas.

Al final su esposo pasó casi un mes entero en el refrigerador de la morgue.

“Necesitaba ayuda, pero me pasaban de persona a persona y tuve un mes infernal tratando de que me ayudaran— cuando llegaron los de [Funerales Justos] se demoraron menos de media hora. He hablado con muchos otros viudos y viudas y ahora sé que no es sólo algo que me pasó a mí”.

-Alex Craven-

Según él, se tomarían la mayor cantidad de tiempo posible, con la mayor cantidad de burocracia, para que la gente se aburra y costee los gastos que puedan, pero para los que, como él, realmente no tienen un peso de sobra, sería una humillación constante y, para sus seres queridos muertos, una larga indignidad.

El hospital, por supuesto, tiene una versión muy diferente de los hechos.

“Queremos expresar nuestras condolencias a Alex Craven por la trágica muerte de su esposo, Paul. Durante su tiempo con nosotros, Paul recibió el cuidado más apropiado posible y nos alegra haber podido ayudar a organizar su matrimonio con Alex antes de que falleciera. 

Antes de que podamos utilizar los fondos reunidos por el paciente para pagar su funeral es protocolar pedirle a su familiar más cercano que llene las formas que nos permitirán revisar si el paciente es capaz de cubrir los costos o no.

A pesar de habérselo pedido al Señor Craven numerosas veces, estas formas nunca fueron completadas, pero finalmente pudimos pagar el funeral de Paul por completo”.

–declaración del Hospital Universitario Brighton and Sussex-


Alex Craven

¿Qué te parece?



http://www.upsocl.com/mundo/su-esposo-murio-dos-dias-despues-de-su-matrimonio-el-hospital-lo-dejo-un-mes-en-el-refrigerador/