Su esposa ejercía una profesión particular. Le tuvo que contar a su jefe para evitar que lo echaran


Si la encontraban ofreciendo su servicio, podría ir presa.

Como algunos sabrán, no en todo el mundo la prostitución es una acto legal de trabajo. Sino que está prohibido pagarle a alguien para que te de sexo a cambio, en la calle, burdeles u otra especia de lugar. Independiente de que esto sea una forma de trabajo igual de válida que cualquier otra para conseguir dinero, no es así en todos los países.

En Gran Bretaña en específico, no está permitido ofrecer servicios sexuales en las calles ni tampoco en burdeles, a menos que estén establecidos y tengan el permiso que requieren. Por eso es que para el policía Scott Frost, le era un poco complicado que su mujer, Sarah Jane se dedicara a esta profesión.


Sarah Jane Frost/Facebook

Junto con eso, Jane también ha participado en más de 10 películas porno y una noche con ella te saldrían 150 dólares. Sí, nada de barata. Debe de hacer cosas que ni imaginabas. Bueno, el caso es que Frost se vio en la obligación de decirle a su jefe a qué se dedicaba su mujer, ya que era una acción ilegal en varios términos.


Sarah Jane Frost/Facebook

¿Qué le dijeron? Nada. “Mis jefes están completamente al tanto de esto y me han dicho que no hay conflicto de interés. No hay problema”, dijo Frost a Metro UK. Yo no considero que la prostitución sea algo que se tenga que prohibir, pero ojalá que si alguien llega con una mujer o marido ladrón, no reaccionen igual.


Sarah Jane Frost/Facebook

¿Qué opinas de lo que hizo Frost? ¿Y lo que le dijeron sus autoridades?



http://www.upsocl.com/mundo/su-esposa-ejercia-una-profesion-particular-le-tuvo-que-contar-a-su-jefe-para-evitar-que-lo-echaran/