Sexo, sangre, risas y escalofríos: Estas 15 extrañas “historias de penes” no te dejarán dormir


Es un tema de conversación recurrente entre las mujeres, no lo vamos a negar: historias divertidas (o terribles) sobre sexo. La mayoría nos tienen a nosotras de protagonistas, pero otras giran en torno a un hombre y su pene. En BuzzFeed se aprovecharon de esa inacabable fuente de historias divertidas y pidieron a sus lectores que compartieran su mejores “historias de penes”.

El resultado está a continuación y te advertimos que no lo leas en el trabajo, y MENOS mientras comes algo que se parezca remotamente a la sangre.

Ya estás advertido:


1.

“Ocasionalmente se me traba la mandíbula. Una vez estaba haciéndole sexo oral a mi novio -que es bastante grande y ancho- y mi mandíbula comenzó a doler. Pensé “joder” y seguí, lo que fue un gran error. Llegó al punto de que no podía abrir mi boca lo suficiente para sacar su pena, así que tuve que abrirla con mis dedos. Ups”.

-Shelbeed-


2.

“Estaba haciéndole sexo oral a dos hombres en la parte trasera de un bar gay en Londres cuando un tercer hombre me presentó su pene. Siendo el buen tipo que soy, comencé a chuparlo cuando sentí al sabor abrumador de curry y REALMENTE no me gusta el curry. Hice de todo para evitar vomitar antes de levantarme y excusarme. Realmente apestó, porque los hombres eran muy atractivos”.

-Tomb4ad-


3.

“Le hice sexo oral antes de que me llevara a casa. En aquellos días yo tragaba, pero creo que fue la última vez porque tuve que hacer que estacionara a un lado del camino para que yo pudiese vomitar. ¿Alguna vez han vomitado semen? Es traumático”.

-marthagailj-


4.

“Las cosas se sentían un poco más húmedas de lo usual cuando mi novio y yo estábamos jugueteando, pero asumí que era porque estábamos extra calientes. Luego él miró abajo y me preguntó si estaba en mi período. No estaba, pero cuando lo sacó había sangre por todas partes. Notamos que la sangre estaba saliendo de su pene. Tomamos una toalla e hicimos presión en él. Se detuvo y nos dimos cuenta de que su frenillo se había roto así que fuimos al hospital. Mientras estábamos en la sala de espera, sentí un fluido salir de mi vagina. Ya que no habíamos detenido el sexo inmediatamente, él había dejado sangre dentro mío. Yo estaba, por supuesto, usando una falda blanca. Ups”.

-Conz Preti, Facebook-


5.

“Me había puesto mi primer set de uñas acrílicas hace poco. Terminé masturbando a mi amigo y aparentemente llené todo su pene de rasguños. No lo supe por él, sino que por su amigo que recibió un mensaje de texto de él con una foto de su pene herido”.

-thedrakequator-


6.

“Estaba muy caliente así que conduje 45 minutos a la casa de mi ex a tener sexo. La mañana siguiente me di cuenta de que nunca me había quitado el tampón. Procedí a meter mis dedos lo más adentro posible, pero su pene era tan grande que lo empujó muy dentro. Después de 30 minutos me rendí y llamé al tipo, pidiéndole un favor. Fui a su trabajo, cerré la puerta, saqué guantes médicos y una toalla, abrí mis piernas en su escritorio y le pedí que sacara el tampón. Trató por unos 15 minutos hasta que finalmente lo sacó”.

-lauront-


7.

“Tuve que llevar a mi compañero de pieza de la universidad al hospital luego de que rompiese su pene en la ducha. Estaba con su novia en la ducha y aparentemente se movieron muy duro”.

-thedrakequator-


8.

“Cuando pequeña me protegieron mucho, así que a pesar de tener 17 años cuando vi el primer pene de mi vida, estaba muy preocupada por aquello que crecía directamente abajo de su pene. Entonces él me dio una clase de anatomía y me enseñó que a eso se le llama testículos”.

-ashleyf16-


9.

“Estaba haciéndole sexo oral a mi horrible ex y el eyaculó tan fuerte que el semen salió por mi nariz. Quemó como un infierno y yo vomité un poco en su cama. Pasé el resto de la noche en el lavatorio, tosiendo e incapaz de hablar por lo mucho que me dolía”.

-shaelagm-


10.

“Mi primer encuentro con un pene ocurrió en la bodega de un Wendy’s en que trabajaba mi ex. Él lo sacó y yo comencé a gritar ante la primera visión de un pene de mi vida, moviendo mi cartera a él y gritando “OH MI DIOS, ES ASQUEROSO, SÁCALO, SÁCALO!”. Moví mi cartera un poco demasiado fuerte y terminé dejándole un ojo morado. Sí, terminamos luego de eso”.

-hulachickbeasley-


11.

“No sé por qué, pero canté (con, a?) un pene, como si fuese un micrófono, una vez”.

-dnorthern11-


12.

“Traté de poner un condón en un pene con mi boca, pero el condón era de esos con sensación cosquilleante, lo que significa que estaba cubierto en lubricante químico. El segundo en que lo probé tuve que correr a lavar mi boca. Mi novio de ese tiempo pensó que estaba vomitando, lo que hizo que él empezara a vomitar”.

-claired4f1-


13.

“No tenía mucha experiencia, así que tomé el término blowjob (“trabajo de soplar”, en español, como le llaman al sexo oral en inglés) literalmente, como, si eso fuera lo que haces a un pene… tú soplas, como si fuese un globo. Él no estaba feliz”.

-hollycc-


14.

“Estaba en mi período, pero mi novio y yo decidimos tener sexo de todas formas. Todo fue genial hasta que ambos empezamos a sentir dolor. Sacó su pene y el condón no estaba. Comenzó a hurgar en mi vagina sangrante mientras se quejaba de que la punta de su pene le dolía. Sacamos el condón y vimos que su pene estaba cubierto de sangre. Pensó que algo estaba atorado en su uretra así que fue al baño y trató de orinar por 30 minutos. Finalmente un coágulo de mi sangre salió de su uretra. Justo después de eso trató de tener sexo conmigo de nuevo, así que diría que sobrevivió”.

-wallaceed13140-


15.

“Años atrás salí con un compañero del trabajo y le hice sexo oral. De a poco comenzó a distanciarse de mí, pero luego cuando tomamos algo me preguntó: “¿Recuerdas qué almorzaste el domingo?”. Yo no tenía idea, pero me dijo: “Comiste pollo con castañas de cajú… soy alérgico a esas castañas”. Aparentemente su pene había explotado en un miembro inflamado, rojo y con urticaria luego del sexo oral. Ups”.

-Carlyp4-

Preguntaría cuál es tu favorito… pero mejor: ¿Cuál no te dejará dormir?



http://www.upsocl.com/cultura-y-entretencion/sexo-sangre-risas-y-escalofrios-estas-15-extranas-historias-de-no-te-dejaran/