¿Sexo débil o sexo fuerte? El debate de Real Academia Española


Si uno ingresa al diccionario de la Real Academia Española y busca la palabra “sexo”, también se encontrará con la definición de “sexo débil”, como lo que ellos consideran que es un “conjunto de mujeres”, mientras que la definición de “sexo fuerte”, es considerada como un “conjunto de hombres”.

Y por supuesto que en una era en donde la discusión sobre el machismo, el feminismo y equidad de género cobra cada vez mayor conciencia, era obvio que estas definiciones terminarían por causar un interesante y necesario debate.

Definición del Sexo Debil según la RAE

Así, con el hashtag #YoNoSoyElSexoDebil miles de personas, comenzaron a cuestionar el criterio de la RAE para otorgar semejantes definiciones, lo cuál concluiría con una petición en Change.org para pedir a la RAE que las elimine de su diccionario digital.

Hasta el momento, más de 90 mil personas han firmado la petición, y la RAE ha confirmado a El Pais, que pondrá manos en el asunto, para que en su próxima revisión a realizarse durante el mes de diciembre, se matice el uso de dichas expresiones.

De esta forma, la RAE tiene previsto en primera instancia incorporar unas marcas de uso anexas a las acepciones sexo débil o sexo fuerte, de tal forma, que para sexo débil se añadirá una anotación en la que se aclarará que es una frase dicha con una “intención discriminatoria o despectiva”, mientras que la anotación que acompañará a la definición para “sexo fuerte”, será que “se refiere a los hombres “en sentido irónico”.

Sin embargo, la RAE no se plantea por ahora eliminar de su diccionario estas expresiones pues justifican que su uso “está documentado en el uso cotidiano y en escritos diversos”, aclarando que la Academia se dedica a velar por el lenguaje, y no por si el uso de una frase es correcta o incorrecta.

Esta no es la primera vez que la RAE se ve obligada a revisar las definiciones que acompañan a ciertas expresiones, pues en el 2015, agregó también una nota de uso a la definición de Gitano, después de que integrantes de dicha comunidad alzaran la voz al encontrar que en el diccionario, se les definía también como Trapaceros, una persona que con astucias, falsedades y mentiras procura engañar a alguien en un asunto”.

En aquel entonces, como ahora, la RAE ha señalado que dicha definición no se la habían inventado ellos, y que por el contrario, ellos únicamente hacían eco del uso popular de ciertas frases o palabras, lo cuál, debe hacernos reflexionar sobre el uso que damos al lenguaje, pues el hecho de que la Real Academia recoja frases como el sexo débil o el sexo fuerte, sólo es un reflejo de lo que hemos sembrado durante años como sociedad.



http://www.sopitas.com/729267-adios-al-sexo-debil/