Se robó un auto y cuando vio lo que estaba adentro se aterró. Tuvo que llamar a la policía


Piensen dos veces antes de tomar algo que no es suyo…

Robar nunca ha sido un trabajo fácil, de hecho, hay que ser casi mago para que nadie te descubra. Yo supongo que los rateros siempre se ríen de las pertenencias absurdas que encuentran en los bolsos de sus víctimas, pero seguro que el de esta historia ni se le pasó por la cabeza lo que hallaría.

Un hombre en Estados Unidos robó uno de los autos grandes estacionados en una cafetería de camino.

Al parecer, el dueño la había dejado con llave y él aprovechó la oportunidad. Horas más tarde el mismo ladrón llevó el auto hasta la policía debido a lo que se había encontrado dentro.

El auto era una carroza de funeraria y en su interior estaba nada más y nada menos que un cadáver…

Con féretro y todo…


Dreamstime

El transportista de la funeraria se paró unos minutos para comer y jamás pensó que alguien se robaría un auto de entierro.

Claro, el ladrón con los nervios seguro ni se dio cuenta de lo que estaba robando…

¿Te imaginas encontrarte un cadáver por ahí?, ¡qué susto!

¿Conoces una historia parecida?



http://www.upsocl.com/mundo/se-robo-un-auto-y-cuando-vio-lo-que-estaba-adentro-se-aterro-tuvo-que-llamar-a-la-policia/