Se fracturó un pie escalando el Everest. La manera en que sucedió lo avergüenza hasta hoy


Pero logró tomar una increíble foto en uno de los puntos más destacados de la subida.

Seth Nelson tomó una increíble foto en uno de los puntos más destacados de la subida al Everest. Era el objetivo que compartían para este viaje él y su novia Jennifer Hocevar. Sin embargo, no estaba nada feliz de estar ahí. El sol brillaba y las nubes que se complementaban con las puntas nevadas de las montañas… un verdadero espectáculo que ellos tuvieron que ver desde un helicóptero.


Seth Nelson

Y si estás en un helicóptero, lo que puede estar pasando es solamente una cosa: te están bajando por una emergencia.

En esa aventura, eso es algo común. La gente va más rápido o trata de ir más lejos de lo que realmente puede. ¿Y qué pasa? Viene el conocido mal de altura: el oxígeno no circula bien, el cerebro se hincha, y deben ser rescatados.

Nada de lo que avergonzarse. Pero esto no fue lo que le pasó a Seth. Él se rompió el pie y lo que lo hace sentir humillado es que no fue haciendo ningún movimiento arriesgado necesario en la montaña… ni siquiera fue en el camino que debían seguir para llegar a la cima del Everest.

¿Dónde estaba? En un pueblo a 3860 metros de altura.


Seth Nelson

A la pareja le quedaban solamente unos pocos pasos para llegar al campo base, que es la mitad del recorrido, cuando Seth se dio cuenta de que había dejado su cámara de fotos en una parada de descanso 10 minutos atrás. Regresó y no estaba. Siguió descendiendo, llegó a esta pueblo, pisó mal y se tropezó. Inmediatamente lo supo: este viaje se acabo por esta estupidez.

Su novia fue optimista, diciéndole que de seguro volverían por esta aventura. Él se contagió de eso, porque los 4,800 dólares que cuesta un vuelo así los cubrió su seguro.

¡Nunca todo puede ser tan malo! 



http://www.upsocl.com/mundo/se-fracturo-un-pie-escalando-el-everest-la-manera-en-que-sucedio-lo-averguenza-hasta-hoy/