Remueven a Barbosa de coordinación de PRD en Senado; impugnará y acusa operación de Mancera


Luego de expresar su apoyo a Andrés Manuel López Obrador en su carrera hacia el 2018, el coordinador del PRD en el Senado fue removido del cargo. Y el asunto irá más allá, ya que a Miguel Barbosa se le suspenderán sus derechos como partidario del Sol Azteca y hasta se le iniciará un procedimiento de sanción.

Aunque todo apunta a que la decisión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD se tomó por las recientes declaraciones de Barbosa, en las que abiertamente señaló que apoyará al líder de Morena en las próximas elecciones presidenciales, la presidenta del Sol Azteca, Alejandra Barrales, aseguró que no es así… cómo creen: “en el PRD no se le persigue a nadie por manifestar sus preferencias políticas, religiosas ni de ninguna naturaleza, pero ante los señalamientos de que dedicaría todos sus esfuerzos para la promoción de una candidatura cancela las condiciones de depositar las decisiones que lleva una coordinación parlamentaria”, apuntó Barrales.

En efecto, después de la votación (la cual quedó en 15 votos a favor, cinco en contra y dos abstenciones) el CEN informó de manera ambigua que el procedimiento sancionatorio contra Barbosa se dio “en razón de las acciones realizadas por éste y de las cuales se ha dado cuenta en el presente instrumento”.

En su notificación el CEN perredista señaló que Barbosa tendrá cinco días para comparecer y defenderse contra la destitución… pero ni hacía falta: previo a y después de la votación, el ahora ex coordinador de la bancada perredista advirtió que acudirá ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Según Barbosa, sus expresiones de ninguna manera van en contra de la línea política de su partido.

“Les voy a ganar, les voy a ganar de todas, todas. No lo he decidido, pero estoy preparado para impugnar (…) Si anuncian un procedimiento de destitución, entonces acudiré al procedimiento de destitución, ahí desahogaré mi garantía de audiencia y ofreceré las pruebas que a mi derecho corresponda. ¿Y saben qué? Se las voy a ganar”.

Al parecer, Barbosa tiene todas las de ganar. Para empezar, el CEN del PRD no está facultado para promover la destitución del coordinador de la bancada… Bueno, sí y no: la designación de Barbosa fue conforme al estatuto anterior del PRD. Y sí, el nuevo estatuto faculta al CEN para destituir, pero una acción como la ahora tomada no puede aplicarse de forma retroactiva.

Otra: el “nene consentido” hace honor a su apodo. Aunque Alejandra Barrales señaló que el proceso se dio por petición de senadores, Barbosa cuenta con el apoyo de la mayoría de la bancada del Sol Azteca en el Senado. Incluso, ayer mismo, tres senadoras perredistas expresaron su apoyo a AMLO como candidato presidencial para el 2018: Iris Vianey Mendoza, Luz María Beristain y Lorena Cuéllar. Al igual que Barbosa, las tres perredistas pro-López Obrador descartan que su apoyo implique su salida del PRD.

A lo anterior habría que sumar la postura de Mario Delgado y Rabindranath Salazar, quienes ya se pasaron a Morena, pero se quedaron en la bancada que hasta ayer era coordinada por Barbosa. Además, hay que recordar que Alejandro Encinas ya renunció al PRD y, aunque se declaró como senador independiente, continúa en la bancada perredista. Mismo caso de Armando Ríos Piter.

¿Y entonces?, ¿por qué lo removieron del cargo? Bueno, al parecer todo fue por un acuerdo de las corrientes al interior del PRD. Las que votaron a favor de la salida de Barbosa fueron Nueva Izquierda, Vanguardia Progresista y Galileos, las cuales –apunta el propio Barbosa– operaron por orden del jefe del gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

“El equipo de Miguel Ángel Mancera fue el que operó esta circunstancia. Lo hizo a través de su operador Héctor Serrano. Gente cercana a mí estuvo en múltiples reuniones donde ellos dijeron ‘que se la iban a cobrar’”, acusó el propio Barbosa.

A cargo de la coordinación de la bancada PRD en el Senado (o lo que queda de ella) fue nombrada Dolores Padierna. Sin embargo, quizás poco le dura el gusto, ya que será hoy mismo cuando Barbosa vaya directo ante el TEPJF para impugnar la decisión del CEN prerredista: “no me aferro al cargo, pero no me voy a ir cuando los enemigos de López Obrador lo digan”.



http://www.sopitas.com/729563-barbosa-prd-senado/