Quiso ir a un motel para celebrar San Valentín. Al final no pudo tener acción y se lo llevaron preso


Para San Valentín muchas parejas prefieren celebrar cenando, paseando, viendo películas, yendo al teatro, entre otros panoramas. Sin embargo, también hay quienes acuden a moteles, u “hoteles del amor”, para poder estar más tranquilos y disfrutar sin interrupciones. Todo esto es absolutamente normal, pero, ¿qué pasa cuando llevas drogas, vas con una joven y eres monje budista?

Un monje budista de 35 años decidió ir a celebrar el “Día de los enamorados” con una joven mujer de 19 años que había conocido a través de conversaciones telefónicas. Ambos quedaron en reunirse en un motel, según declaró la joven a The Bangkok Post.

Una vez en el lugar, el monje y la joven consumieron diferentes drogas. Todo iba perfecto hasta que llegó la policía y los descubrió con las manos en la masa. Así mismo, la icónica túnica budista del monje fue descubierta dentro de un automóvil aparcado en la entrada del motel.

Luego de unas cuantas preguntas, el joven monje confesó que se había escapado del monasterio y que era la primera vez que hacía algo como eso. Mientras tanto, la chica sólo se limitó a explicar que se habían conocido por teléfono y que acordaron celebrar juntos San Valentín.

¿Será verdad?

Esperemos que sí.



http://www.upsocl.com/noticias/quiso-ir-a-un-motel-para-celebrar-san-valentin-al-final-no-pudo-tener-accion-y-se-lo-llevaron-preso/