Quedó tan avergonzada de sus dientes podridos que nunca más sonrió. Dentistas se niegan a atenderla


“Sólo quiero tener una bonita sonrisa y mi vida podrá seguir adelante”.

A veces las personas no entienden que sus miradas pueden causar que otro se sienta mal respecto a sí mismo. Soy muy alta y en la calle siempre se paran a observarme, como si fuera un alien que vino a comer humanos a la tierra. También miran mis pies, por si traigo algún tipo de tacón alto que produce que mida 1.83 cm., pero no es nada de eso, sólo soy alta, nací así y no me molesta para nada. Pero a otras personas con problemas más graves si les afecta, tanto emocional como moralmente. Esta mujer tiene sus dientes podridos por una marca de nacimiento y ningún doctor ha querido atenderla. Conoce la historia de Jamie Henley, quien al menos el futuro le sonríe.

Una madre con una boca llena de dientes podridos ha quedado tan avergonzada que no puede sonreír y por más de 30 años los dentistas se negaron a atenderla por su marca de nacimiento facial.


Caters News Agency

Jamie Henley, de 37 años, nació con una mancha de nacimiento que cubre la mitad de su cara, cuello, pecho y espalda.

Afirma que numerosos dentistas rechazaron trabajar en ella por temor a que pueda estallar un vaso sanguíneo y poner su vida en riesgo.

Rechazada desde que tenía ocho años, la marca de nacimiento de Kamie ha erosionado sus encías y causado abscesos crónicos que son potencialmente fatales.


Caters News Agency

Afortunadamente, en octubre pasado, la madre de tres encontró un dentista especialista en Nueva York dispuesto a ayudar a salvar su sonrisa.

Ahora debe recaudar 6 mil dólares para financiar el viaje para que pueda tener los canales radiculares, extracciones e implantes antes de que sea demasiado tarde.

Jamie cuenta: “Cuando voy a la oficina, me echan una mirada y me rechazan. Es embarazoso, no me gusta sonreír mucho“.


Caters News Agency

Sólo quiero tener una bonita sonrisa y mi vida podrá seguir adelante“.

Para Jamie, su marca de nacimiento le ha causado muchos problemas de salud desde edad temprana, como migrañas y problemas de vista.

Debido a que la marca de nacimiento pasa por el ojo izquierdo de Jamie, hace que legalmente sea ciega de un ojo. A los 11 años se sometió a cirugía ocular.


Caters News Agency

También tuvo reconstrucción de labio inferior y recibe cirugía láser de tres a cuatro veces por semana para mantener su PWS saludable.

Cuando era pequeña recuerda que los niños se burlaban de ella y que los adultos le decían a sus hijos que no se sentaran con ella.

“Las personas creen que me quemé o que estuve en un terrible accidente de coche”.


Caters News Agency

Siempre les digo que Dios me coloreó diferente, que él quería que yo fuera diferente” afirma.

“Estoy marcada para ser especial y les digo que todos somos marcados diferente como el color de cabello o el los ojos. Todos somos diferentes”.

¿Qué piensas de esta mujer?



http://www.upsocl.com/mundo/quedo-tan-avergonzada-de-sus-dientes-podridos-que-nunca-mas-sonrio-dentistas-se-niegan-a-atenderla/