¿Qué sería del OKC Thunder si no se hubiera desarmado?


La telenovela más grande de la NBA, vivirá uno de sus episodios más vistos esta temporada, cuando Russell Westbrook y Kevin Durant vuelvan a ser compañeros durante el All-Star Game de la NBA, en New Orleans. La tambaleante Conferencia del Este se mide al increíble equipo del ‘Salvaje Oeste” en un partido que será diferente a casi todos los demás Juego de Estrellas. Normalmente este encuentro sirve para relajarse y enseñar todo el repertorio de jugadas, pero en esta ocasión, el ambiente en el equipo del Oeste está más tenso que cuando te encuentras a tu ex en una fiesta.

Antes del inicio de esta temporada, Kevin Durant anunció que dejaría al Oklahoma City Thunder para unirse a los Golden State Warriors. ‘Durantula’ dejó al Thunder para buscar su ansiado anillo de campeonato, pero su ex compadre Russell Westbrook al parecer tomó la salida de Durant como una especie de ‘traición’. En los últimos años Oklahoma y Golden State habían generado una gran rivalidad, debido a su lucha por quedarse con la Conferencia del Oeste. Las fricciones entre ambos equipos han sido tan fuertes que hasta derivaron en una suspensión para Draymond Green por golpear en las partes nobles a Steven Adams.

Esta noche parece que el vestidor del equipo del Oeste, será una caldera de pasiones.  Cuando los periodistas cuestionaron a Russell Westbrook sobre  cómo sería volver a compartir dicho lugar con Kevin Durant, “Mr. Triple Double” simplemente respondió con evasivas. Westbrook habló del Fashion Week en Nueva York y demás cosas no relacionadas con el tema de KD. James Harden, también ex jugador del Thunder, mencionó que “lo de Russell y Kevin es personal” y que “él se mantiene al margen, pero les dará un consejo si se lo piden”. El conflicto es tan grande, que por lo pronto en New Orleans, Westbrook sigue cotorreando con “La Barba”, pero Durant y Russ se evitan.

Toda esta  telenovela (que al rato será producida por Blim), parecía más que impensable hace unos cuantos años, cuando el Thunder tenía a Durant, Harden y Westbrook en sus filas. Hoy la lucha por el Oeste está nada más entre dos equipos (los Spurs y los Warriors),pero… ¿Qué sería del OKC Thunder con Harden, Westbrook, Durant y Steven Adams en el nivel que han mostrado esta campaña y si además Enes Kanter no hubiera sufrido la lesión más estúpida de la temporada?

Kevin Durant fue drafteado por la franquicia en el 2007, cuando aún eran los Seattle Supersonics. KD todavía alcanzó a jugar una temporada en Seattle.Un año después Russell Westbrook también fue elegido en el draft por los Supersonics, pero previo al inicio de la temporada, la franquicia se mudó a Seattle y se volvió el Thunder. En 2009, la primera selección de draft hecha por el equipo ya con su nuevo nombre fue James Harden.  El impacto de los tres jugadores fue inmediato. En 2010 y 2011 el equipo calificó a los playoffs pero fue eliminado por los posteriores campeones de dichas temporadas (Lakers y Mavericks). Contra los angelinos cayó en primera ronda y frente a Dallas en las Finales de Conferencia.

Para la 2011-2012 el Thunder dejó de ser un joven equipo capaz de ser la sorpresa y pasó a ser un serio candidato al título. Kevin Durant era un  monstruo, un jugador con calibre de MVP, Russell Westbrook era una máquina de anotar y James Harden el mejor sexto hombre de la liga. Por si fuera poco, Serge Ibaka le daba seguridad en la pintura al Thunder. Lo increíble es que ninguno de los tres primeros jugadores mencionados alcanzó su máximo nivel en esa campaña. El Thunder perdió las NBA Finals frente al Miami Heat, en el que fue el primer título de LeBron James. Westbrook no pudo jugar las finales por una lesión.

El Thunder era un sólido equipo pero sus jugadores no habían crecido del todo en algunos aspectos. Durant no era el “Mr. Clutch” que es ahora, Westbrook casi nunca registraba asistencias- a tal grado que Harden era el movedor en los últimos minutos del partido- y “La Barba” era la banca de Thabo Sefolosha. La temporada siguiente Harden se cansó de ser banca y se fue ser la cara de la franquicia de los Houston Rockets, hoy el barbón es el candidato más sólido a llevarse el MVP este año pese a su nula habilidad defensiva.

Tras la salida de Harden, Durant siguió en Oklahoma por cuatro temporadas más y en 2014, fue el Jugador Más Valioso de la Liga. Westbrook comenzó a tomar mejores decisiones y ahora sí se convirtió en uno de los mejores bases de la liga. Además el Thunder drafteó a Steven Adams en 2013 y con ello trajo protección y ofensiva en la pintura; sin embargo más allá de ellos tres Oklahoma no era un equipo con talento de primer nivel en todas las posiciones.

Ibaka ya no era el mismo y el resto de los jugadores no podían aportar lo que alguna vez dieran el español y Harden le dieron a OKC. Pese ello en el 2014 el Thunder llegó hasta las Finales del Oeste pero perdió con los Spurs. En 2015 no calificó playoffs, en gran medida porque Durant estuvo lesionado casi toda la campaña, y en 2016 de nueva cuenta cayó en las Finales de Conferencia, ahora frente a los Warriors.

Cuando se supo que KD se iría a Golden State, mucho se dijo que el Thunder estaba acabado, pues cuando no tuvieron a Durant por lesión, Russell Westbrook no pudo guiar a buen puerto al equipo, pero oh sorpresa. Russell Westbrook, ya había hecho algunos triples dobles la campaña pasada, pero lo de esta temporada es impresionante.  De la mano de Russ y Ennes Kanter el Thunder de nuevo parecía un candidato para ganar el oeste, pero a veces se te olvida prender el cerebro y te lesionas de forma increíble como Kanter. La baja del ex jugador del Jazz parece haber terminado con las esperanzas de título del Thunder y más cuando hay súper equipos como los Warriors y los Cavs, pero… ¿Qué pasaría si el Thunder actualmente pudiera alinear con Russell Westbrook, James Harden, Kevin Durant, Ennes Kanter y Steven Adams? Seguramente serían el equipo a vencer

** Fotos: Getty Images

Pleca Instagram Sopitas Deportes



http://www.sopitas.com/723293-seria-del-okc-thunder-no-se-hubiera-desarmado/