Por su enfermedad, pensó que nadie iba a aceptar ir con él al baile. Acabó llegando con 37 chicas


“No importa si estás por graduarte o recién llegaste a la escuela, todos conocen a Sam”.

En Estados Unidos, las fiestas de fin de año son un rito casi legendario en su importancia. Si nos guiamos por las películas, son lo que realmente marca tu paso por la escuela. La madre de Sam Lamar estaba realmente preocupada, porque a pesar de que su hijo en apariencia se había adaptado bien en su clase, es un niño con necesidades especiales cuya mente siempre va ser más infantil que su cuerpo.

Sin embargo, una de las compañeras de su hijo desvaneció toda posibilidad de miedo en esta mujer.


Facebook

Karingtin Sklodowski había considerado invitar a Sam al baile. Se lo comentó a la profesora de Lamar, que se lo comentó a otra de las alumnas y de pronto todas las chicas que estaban por graduarse querían ir con Sam.

“No importa si estás por graduarte o recién llegaste a la escuela, todos conocen a Sam. Sam me enseñó a sonreír. Es como, no importa lo que pase, puedes tener un día terrible, pero ves a Sam y te sonríe tan felizmente en los pasillos que lo que sea que te afectaba deja de importar”.

-declaró Abby Harvey, una de las citas de Sam, a WJAC–

El popular joven no podía creerlo cuando las chicas hablaron con él. “Sus ojos brillaban, sonreía. Te derretía el corazón,” describió Christian Stewart, otra de sus citas.

Otra de las chicas agregó: “Cada vez que pienso que es último año que lo veré siento que me pondré a llorar”.


Facebook

La madre de Lamar no deja de agradecerle, a las chicas y a la escuela:

“Creo que los padre de niños con necesidades especiales me entenderán cuando digo que tu mayor miedo cuando van a la escuela es que les traten mal. Para nosotros el que le invitaran, el recibir esa carta, prueba cuanto lo incluyeron. Muestra cuanto lo quieren y cuanto lo consideran parte de su grupo”.

Pero no paró allí: Lamar llegó al Casino Lakemont en Altoona con sus 37 acompañantes y, luego de un maravilloso baile, fue declarado Rey por toda la escuela.

“Puede que hayamos cambiado su vida al hacer esto por él, acompañarlo al baile y darle esta memoria, pero él cambió las nuestras. Siempre lo ves está feliz. Nos ha enseñado a tener paciencia y vivir la vida al máximo”.

–Karingtin Sklodowski–

¿Qué te parece?



http://www.upsocl.com/mundo/por-su-enfermedad-penso-que-nadie-iba-a-aceptar-ir-con-el-al-baile-acabo-llegando-con-37-chicas/