¿Por qué todos los jugadores se están yendo al fútbol chino?

Sin muchas sorpresas concluyó el mercado de fichajes en el fútbol europeo. De hecho, podríamos decir que más allá de jugadores, las principales noticias que dejó el mercado invernal, fueron los anuncios hechos por el Real Madrid al destituir a Rafa Benitez par nombrar a Zinedine Zidane como técnico merengue, así como la llegada de Pep Guardiola al Manchester City a partir de la próxima temporada.

Sin embargo, algo está ocurriendo en el fútbol chino, en donde la Super Liga de aquel país se ha dedicado a derrochar millones de dólares por doquier. Tan sólo en las última semana, el Jiangsu Suning pagó 35 millones de dólares al Chelsea para fichar a Ramires, mientras que el Hebei China Fortune pagó 20 millones a la Roma ¡POR GERVINHO! que es como si hubieran pagado 20 millones de dólares por el Guille Franco.

Fredy Guarín dejó al Inter de Milán para irse al Shanghai Greenland por 14 millones, y por supuesto, no podemos ignorar el bombazo del Guangzhou Evergrande, el mismo equipo que eliminó al América del Mundial de Clubes, que apenas el miércoles confirmó la llegada del fichaje estrella del Atlético de Madrid el pasado verano, el colombiano Jackson Martinez por 45 millones de dólares, convirtiéndose en el fichaje más caro en la historia del fútbol asiático. Sin embargo, el gusto no le duraría mucho a Jackson Martinez, pues ayer, el Shakhtar Donetsk anunciaría la venta de Alex Texeira al Jiangsu Suning por 50 millones de euros. De esta forma, el récord de transferencias en el fútbol asiático se ha roto tres veces en los últimos diez dias.

Jacson-Martinez-Guangzhou-Evergrande

¿Pero por qué los jugadores se están yendo a China?

La respuesta fácil es en realidad muy fácil: dinero.

En lo que va del 2016, la Super Liga China ha gastado más de 250 millones de dólares en fichajes, lo cuál es casi una tercera parte más que la Premier League y básicamente la liga que más dinero ha gastado de todo el mundo.

Pero eso no es todo, pues tomando en cuenta que este es el verdadero mercado de fichajes para el fútbol chino, cuya liga comienza en el mes de marzo, no podemos ignorar lo que ocurre en la segunda división de aquel país, ¡que también ha gastado más dinero en fichajes que la Bundesliga, la Liga Española o la Ligue 1 de Francia!

Más allá de Gervinho, Ramires, Texeira o Jackson Martinez, las contrataciones del balompié asiático se complementan con la buena caja que hizo el Corinthians, al vender a cuatro de sus principales jugadores, como Gil, Ralf, Jádson y Renato Augusto, quienes se unen a Robinho, Luis Fabiano, Wágner,, Aloísio y por supuesto Luis Felipe Scolari a la legión brasileña que se ha apoderado del fútbol chino, en donde también encontraremos nombres como el de Demba Ba, Paulinho, Mohamed Sissoko, Alessaandro Diamanti, Mano Manezes, Alberto Zacheroni, Sven Goran Erikson Gregorio Manzano o Vanderlei Luxemburgo. ¿De pura casualidad, no querrán llevarse a Hugo Sánchez?

Cuando se trata de una de las principales economías del mundo (con todo y que ahora atraviesa por una severa crisis) el menor de los problemas son los recursos, sin embargo, el deporte, particularmente el fútbol, nos ha demostrado una y otra vez que no todo se arregla con dinero.

Sin embargo la verdadera razón por la que la Super Liga china está rompiendo el mercado de transferencias, no tiene que ver con dinero, sino con poder, y es que la principal preocupación para los inversionistas chinos (como los de muchos otros lados)  no es la lana, sino quedar bien con el gobierno de su país, en este caso con el presidente chino Xi Jinping, quién es un apasionado del fútbol y que sueña con convertir a su país en una potencia futbolera.

Xi-Jinping-Futbol-China

De ahí que todo mundo esté gastando como loco para fichar a “grandes jugadores”, pero no solo eso, sino que las escuelas locales han implementado las clases de fútbol como materia obligatoria, y por si fuera poco, la compañía asiática LEDMAN se encargó de negociar con la Federación Portuguesa de Fútbol un contrato para patrocinar a la segunda división de Portugal, un patrocinio que obliga a los diez mejores equipos de la Segunda Leiga a fichar a un jugador chino para la próxima temporada. Pero eso no es todo, pues estos equipos, recibirán “incentivos económicos” de acuerdo a los minutos de juego que le den a los jugadores chinos, sentando así un precedente, que debe ser analizado con toda seriedad, pues no sólo se están revolviendo temas económicos o de marketing con lo deportivo, sino que en determinado momento, podríamos ver una terrible contaminación, cuando lo deportivo, termine siendo condicionado por lo económico.

Fubtol-China-Primaria

Hasta el momento, basta ver que el dineral gastado por los chinos en fútbol ha servido de muy poco. China no ha clasificado a un mundial desde el 2002 (donde por cierto, contaron con la ventaja de que Japón y Corea ya estaban clasificados), se encuentran en el lugar número 82 en el ranking de la FIFA y por su fuera poco,
el próximo mes de Marzo, podrían quedar fuera de la eliminatoria asiática rumbo a Rusia 2018.

Y aunque lo más lógico sería invertir todo este dinero para mejorar estructuras internas y planes de verdadero desarrollo a largo plazo, la realidad es que el mercado aún no cierra en China, por lo que no sería raro que en los próximos días viéramos llegar a más jugadores. ¡

Ojo a la situación de Yaya Touré con el Manchester City!

Powered by WPeMatico