‘Painting With’, una pincelada de Animal Collective


Siempre que escucho Animal Collective viene a mi cabeza un collage enorme sobre un muro, múltiples imágenes sobreexpuestas lo embellecen por naturaleza propia, pero es su colocación y selección en concreto que tienen la capacidad de crear un peso simbólico que lo puede convertir en algo mucho más profundo, como si se tratase de un ‘mural’, por ejemplo.

El caso es que en cada publicación de Animal Collective lo que genera su magia, misma que parece ser invocada por rituales chamanicos y que ha legitimado su personalidad ‘animalesca’, sobresale dependiendo qué imágenes utilicen para dar vida al muro. Algo que a decir verdad decepcionaron un poco en su último álbum Centipede Hz, y que aún contagia en el reciente Painting With; sin embargo, cabe resaltar que aun así existen puntos a su favor que lo convierten en una agradable publicación por parte del trío de Baltimore -en este álbum no participó Deakin (Josh Dibb)-.

 

 

La naturaleza de Painting With es bastante ‘brillosa’, con mucha armonía en general que al mismo tiempo lo hace muy digerible a primer escucha. Podría decirse que busca llegar a mayor número de oídos, quizá nuevas generaciones, mismas que si no tenían noción mínima de Animal Collective podrán darse una pincelada en general de toda su carrera. Las excelentes voces de Avey Tare y Pandar Bear no podían faltar, cosa que sumado a los ritmos un tanto primitivos -que evocan a sus primeros álbumes, en especial Sung Tongs-, hace bastante interesante Painting With; más allá de hacernos recordar sus raíces, llega a alcanzar cumbres muy sólidas que muestran su leve personalidad. Pero también da la impresión de que las canciones fueron compuestas cuidadosamente bajo la exclusiva de sorprender al escucha en lugar de crear una personalidad por cada canción, a lo que me refiero es que las canciones terminan por ser un tanto artificiales.

 

Animal Collective

 

Painting With surge después de que cada miembro se ha desahogado en sus respectivos proyectos solistas, en el cual Panda Bear sorprendió con el increíble Panda Bear Meets the Grim Reaper -que dicho sea de pasó, me sorprendió mucho más que este nuevo álbum-. Lograron aglutinar su personalidad en cortas canciones de cierta forma aceptable. Indudablemente no pasará como uno de sus mejores álbum al lado de: Sung Tongs, Feels y Merrweather Post Pavilion, pero se acomoda en cierta zona de confort para quienes ya estamos acostumbrados a sus coloridos murales, al fin y al cabo suena muy ‘Animal Collective’.

Referente a las letras, también se percibe una ausencia a esa visión de Animal un tanto evocadora, la juvenil e ingenua percepción de la vida moderna, donde la belleza radicaba en la simpleza, letras que nos acompañaban en nuestros dilemas rutinarios sin sentido y coherencia. Animal Collective consiguió un muro bastante colorido y agradable a simple vista, y a pesar de que sus recortes parecen haberse hecho con bisturí, en general no exalta emociones ni profundiza en algo en concreto, por lo que nos deja un pequeño vacío.

 

 

Cabe resaltar que su publicación en formato físico es hermoso, existen tres portadas diferentes del mismo álbum, en el cual aparecen cada uno de los miembros, así como un vinyl de 7 pulgadas que nos volverá locos al reproducirlo en nuestra tornamesa por su juego visual.

 

Animal Colelctive

 

Por: D.C.



http://www.sopitas.com/583243-painting-with-una-pincelada-de-animal-collective/