“Nunca permitiré que corrupción de Duarte afecte al PRI”, dice Ochoa


Aunque muchos podrían señalar que llegan tarde los dichos del líder nacional tricolor, Enrique Ochoa, no hay que dar nada por sentado. El Estado de México siempre puede sorprendernos.

En su participación en la sesión del Consejo Político Nacional del PRI, el deslucido ex director general de la Comisión Federal de Electricidad le echó porras a su partido (¿pues sino él, quién?) al augurar que en las próximas elecciones federales se llevarán todas las victoria posibles.

“Que se oiga fuerte y claro, que se acallen los rumores, los priistas ganaremos tres de tres”, aseguró el buen Ochoa ante gobernadores, legisladores y representantes de diferentes sectores… claro, todos con el priismo bien enraizado.

Mientras que en el PRD y el PAN todavía quieren echarse todo el show de hacer precampañas para elegir candidato, en el PRI ya están bien puestos con sus abanderados. Bueno, nomás en el Estado de México que es (sin demeritar a las otras entidades) la elección fuerte para este año. Ahí, para el Edomex, el priismo presenta como flamante abanderado al junior político Alfredo del Mazo Maza.

En lo que respecta a Coahuila y Nayarit, tienen todavía que elegir quién será el bueno. Ángel Riquelme y de Jesús Berino Granados, en el caso de la tierra de Humberto Moreira y Manuel Cota y Juan Manuel Cervantes, en la entidad que amenaza ser disputada por “Layín” (a.k.a. el alcalde que “robó poquito”).

Pero bueno, regresando con lo dicho por Ochoa, éste no pudo evitar hacer mención de la carta fuerte para justificar futuras derrotas priistas: Javier Duarte, nuevo arquetipo del gobernador gandalla, a quien recientemente se le encontró toda una bodega repleta de artículos.

“Exijo a las autoridades federales correspondientes que cumplan las órdenes de aprehensión en contra de Javier Duarte y los funcionarios relacionados con actos de esa naturaleza que no tiene nombre, que se cumpla puntualmente el estado de derecho en nuestro país”.

Ochoa no hacía mención a la bodega, ni a los muchos miles millones de pesos que se embolsó del erario, sino a las quimioterapias falsas que presuntamente se aplicaron a niños con cáncer, durante la administración de Duarte.

“Como padre de familia no lo puedo aceptar, no podría permitir que una hija fuera afectada por la sinvergüenzada de un corrupto. Y por esa razón, nunca permitiré que esa corrupción manche a nuestro partido”, aseguró Ochoa, a quien se le olvida que un personaje involucrado en esta acusación anda libre y hasta amenaza con volver a la política: Fidel Herrera.



http://www.sopitas.com/724239-nunca-permitire-corrupcion-duarte-afecte-al-pri-dice-ochoa/