No logró superar el trauma que un abuso sexual le provocó y decidió quitarse la vida. Tenía 18 años


“Estaba actuando normal, la dejé y me quedé viéndola caminar. Después recibí un mensaje que decía que no había llegado a casa”.

Lauren Carr, de 18 años, no logró superar el trauma que significó ser abusada sexualmente y decidió quitarse la vida. Si bien su atacante había sido condenado por el abuso cometido, su familia le aseguró al portal británico Mirror que Lauren seguía sin poder recuperarse y que, adicionalmente, no había recibido el apoyo psicológico necesario para lidiar con una situación tan traumática como esta.


Cavendish

Solía ser extrovertida y risueña, pero después de que un chico que conocía abusara de ella las cosas cambiaron abruptamente. Todo esto ocurrió cuando la adolescente tenía sólo 16 años. Durante los dos años siguientes Lauren comenzó a auto-inflingirse heridas, a desaparecer de su casa por las noches y a discutir todo el tiempo con su madre, algo que antes nunca había sucedido.


Cavendish

Según el testimonio de una amiga cercana, Lauren habría declarado durante agosto que “ya había tenido suficiente” con su vida y que deseaba reunirse con su abuelo, quien había muerto hace un tiempo. Ese mismo día Lauren se había reunido con su padre para hablar sobre cómo iban sus cosas en la universidad. pero sólo dos horas después de haber hablado con su amiga la encontraron sin vida cerca de un puente.


Cavendish

Al revisar su teléfono se dieron cuenta de que el último mensaje que había enviado sonaba mucho a una despedida. Estaba dirigido a una de sus tías, llamada Emma:

“Te quiero tía Emma, fuiste como una madre para mí”.

Su madre aseguró que la gran pasión de Lauren eran los caballos, que era muy inteligente y que siempre sacaba buenas calificaciones:


Cavendish

“Durante los años comenzó a tener más caballos, lo disfrutaba y era muy buena montándolos. Era muy sonriente y extrovertida. Hasta hace dos años atrás parecía una chica muy feliz”.

Su padre, Michael Cocking, aseguró que el último día que vio a Lauren todo parecía normal:

“Lauren estaba bien y me pidió que la dejara a final de la calle porque quería caminar un poco y pensar antes de irse a casa. No me pareció extraño. No quiso contarme qué era lo que le pasaba. Estaba actuando normal, la dejé y me quedé viéndola caminar. Después recibí un mensaje que decía que no había llegado a casa. Salí a buscarla”.

Pero Michael no logró encontrarla. En vez de eso, recibió un mensaje de la policía diciendo que habían encontrado su cuerpo.


Cavendish

Según la detective Estelle Matheson de la Policía de Manchester, Lauren no había recibido el apoyo que necesitaba. Para ellos eso fue evidente al revisar sus mensajes de WhatsApp:

“Todos creían que ella sólo buscaba recibir más atención y se sentían frustrados con su comportamiento reciente. Nada nos sugiere que se haya juntado o encontrado con alguien aquella noche”.

Adicionalmente, Lauren nunca recibió un diagnóstico psicológico oportuno, por lo que puede que haya estado lidiando con depresión, ansiedad y/o estrés postraumático sin saberlo.

Esperemos que pueda descansar en paz y que su familia logre superar este terrible evento que marca un doloroso antes y después en sus vidas.

Definitivamente este es un llamado a trabajar para que los abusos dejen de ocurrir y para que las víctimas puedan recibir un tratamiento oportuno y sensible que las ayude a dejar estos horribles hechos en el paso.



http://www.upsocl.com/mundo/no-logro-superar-el-trauma-que-un-abuso-sexual-le-provoco-y-decidio-quitarse-la-vida-tenia-18-anos/