Niños de 8 años fueron golpeados con martillos para que trabajaran más duro en una fábrica de jeans


Los vieron dormitando y los apalearon.

La alta demanda que tienen hoy las diversas industrias ha provocado que los procesos productivo se estandaricen al máximo, generando la urgencia por producir a menores costos y en menor tiempo. Esto ha desencadenado a que la mayoría de los productos que antes eran creados y manufacturados por humanos, hoy sean parte de un proceso liderado por máquinas y artefactos electrónicos.

De igual forma, las grandes industrias han aprovechado las altas demandas para llevar sus procesos productivos a otros países, en donde no existen estamentos jurídicos que regulen y/o fiscalicen que las normas que deberían existir al interior de cualquier empresa. Es por ello que muchas han decidido contratar a niños, a quienes pueden remunerar con un par de centavos luego de trabajar el doble de horas permitidas diariamente. 

Así es como coexisten algunas de las multinacionales más poderosas del mundo, generando productos baratos pero de un alto costo humano. Y es que a pesar de las muchas campañas que tenido lugar en países occidentales, los países más pobres siguen viviendo en lagunas legislativas que no protegen a sus ciudadanos en lo laboral e incluso que fomentan su explotación. 


AFP

Hoy, activistas de los derechos del niño de la ONG Bachpan Bachao Andolan, han denunciado que niños de tan sólo 8 años de edad fueron golpeados con martillos y que incluso, les aplicaron descargas eléctricas cuando se vieron imposibilitados de cumplir sus labores en una fábrica de jeans en India. 

Los menores de edad, cuyas edades fluctúan entre 8 y 13 años, eran obligados a trabajar 23 horas al día, en donde eran encerrados en un inodoro sin derecho a comer, si es que éstos eran captados dormitando en horario laboral. 


Caters

Caters

Según reportaron los activistas, el trabajo de los niños consistía en cortar los hilos de los pantalones y posteriormente doblarlos, lo que no podía extenderse por más de 10 minutos. De esta forma, los tutelares de la compañía en Nueva Delhi golpeaban con un martillo a todos aquellos que demoraban más del tiempo estipulado. 

Al momento de ser rescatados, muchos de los niños estaban en condiciones tan deplorables que tuvieron que ser auxiliados porque no se encontraban lo suficientemente fuertes para caminar por sí mismos. Incluso, habían niños que tras vivir encerrados por más de 4 años, no podían abrir sus ojos producto de la luz solar que divisaban por primera vez. 


Caters

Caters

Lucky de 10 años reportó que durante 4 años era la primera vez que sus ojos veían la luz de sol, ya que los dueños de la fábrica los tenían encerrados en una pequeña habitación sin ventanas, en donde debían empacar más de 5.000 pantalones diariamente, en los que no se les permitía ir al baño. 

“Nos mantuvo en una habitación pequeña y no había visto la luz del sol en cuatro años”.

Después del rescate, los niños fueron trasladados hasta dependencias de la ONG “Childline”, en las que recibieron tratamiento médico para curar las heridas que dejaron los brutales ataques a los que eran sometidos periódicamente. Uno de sus miembros manifestó que las lesiones abarcan casi todo su cuerpo. 

“Los exámenes médicos de los niños han demostrado que tienen marcas de lesiones en la cabeza, la frente, los pies, la espalda y el pecho. Los niños han revelado que trabajaron 22-23 horas todos los días sin días de descanso y fueron castigados con cortadores, martillos y corriente eléctrica cuando manifestaron tener sueño”.


EFE

Es irrisorio pensar que somos nosotros mismos quienes seguimos fomentando la esclavitud de estos pequeños niños, quienes deben dejar atrás su infancia para convertirse en trabajadores. Y tú, ¿qué haces para acabar con este crimen del que todos somos testigos?



http://www.upsocl.com/mundo/ninos-de-8-anos-fueron-golpeados-con-martillos-para-que-trabajaran-mas-duro-en-una-fabrica-de-jeans/