Más de un cuarto de las muertes infantiles es a causa de la contaminación


Más de un cuarto de todas las muertes infantiles de menores de cinco años, a nivel mundial, se deben al medio insalubre en el que viven. Estos datos se recogen en un nuevo informe publicado por la Organización Mundial de la Salud, mostrando como 1,7 millones de niños sucumben a los riesgos ambientales como la contaminación atmosférica o el agua no potable.

“Un medio ambiente contaminado es especialmente mortal para los más pequeños”, afirma la directora general de la OMS Margaret Chan. “Su no desarrollo completo de los órganos y sistemas inmunes, así como las vías respiratorias, los hacen especialmente vulnerables al aire contaminado y al agua no potable”.

La mayor amenaza ambienta para los niños de todo el planeta es sobre lo que más han estado advirtiendo los medios: la contaminación del aire. Las infecciones respiratorias, como la neumonía -atribuidas a la inhalación de aire sucio, tanto en interiores como exteriores- se estima que mata a 570.000 niños menores de cinco años cada año.

Pero los impactos de la contaminación del aire no se detienen sólo a la muerte. Millones de bebés nacen prematuramente debido a que sus madres han inhalado aire contaminado, mientras que millones más crecerán con estas condiciones, acarreando problemas respiratorios toda la vida, como el asma. Aún más preocupante es analizar los datos comparando los que viven en zonas más contaminadas que otros: un estudio realizado en Londres muestra que los niños que viven en la capital del Reino Unido, a la edad de nueve años tienen una capacidad pulmonar un 10% menor que aquellos que viven en zonas menos contaminadas.

El saneamiento y el agua no potable se cree que es la causa de 361.000 millones de muertes de niños cada año. Quizá es la cifra que pueda disminuir más a corto plazo, puesto que recientes avances en la tecnología están empezando a crear filtros de agua baratos y que puede utilizar todo el mundo.

 




http://www.nosabesnada.com/sociedad/85468/85468/