Los volcanes de los exoplanetas podrían aumentar las posibilidades de que alberguen vida


Gracias a una investigación realizada por la Universidad de Cornell, se ha estudiado cómo la actividad volcánica podría afectar a la atmósfera y la habitabilidad de un planeta, aumentando las probabilidades de que este albergue vida.

La vida en un planeta depende en su gran mayoría de la posición de este respecto a su estrella, colocándose dentro de lo que se llama la “zona habitable”, que no está lo suficientemente cerca como para que la temperatura sea muy alta ni afecte la radiación, ni tan lejos como para que el planeta se enfríe demasiado.

Según esta investigación, los volcanes de hidrógeno podrían ampliar dicha zona habitable de los exoplanetas entre un 30 y un 60% de más, según su estudio publicado en Astrophysical Journal Letters.

El hidrógeno, combinándose con el vapor de agua y el dióxido de carbono, podría generar el calentamiento suficiente dentro de la atmósfera como para que la vida evolucione, pudiendo situarse más lejos de la estrella. Un planeta del tamaño del nuestro solo puede aferrarse al hidrógeno atmosférico durante unos pocos millones de años, pero la actividad volcánica continua y “estable” podría mantener una alta densidad de hidrógeno.

“De repente nos hemos encontrado con que se ha ampliado el ancho de la zona habitable casi la mitad, añadiendo muchos más planetas a nuestra lista de objetivos para encontrar vida extraterrestre”, afirma Ramsés Ramírez, investigador principal.

Si aplicásemos este descubrimiento al Sistema Solar, la zona habitable se extendería hasta el final del cinturón de asteroides; sin embargo, no hay ningún planeta activo en dicha región, salvo la Tierra.




http://www.nosabesnada.com/ciencia/85368/85368/