Los avanzados métodos para medicarse de los neandertales


Un estudio de la Universidad de Adelaida ha encontrado que, en la Península Ibérica, muchos neandertales se alimentaban de setas alucinógenas; sorprendentemente, se ha sabido también que tenían un conocimiento muy avanzado sobre la medicina a base de hierbas.

La alimentación de los neandertales siempre ha sido objeto de interés para los expertos, y han llegado al punto de analizar el sarro entre los dientes de los fósiles encontrados para poder profundizar en ello. Dos ejemplares que se encuentran cerca de Spy, Bélgica, contenían ADN de rinocerontes lanudos y ovejas salvajes en sus dientes. Dos que se encontraron en El Sidrón, en Asturias, tenían restos de piñones, musgos y hongos. El Sidrón por entonces era una zona aún más verde y boscosa, y es improbable poder encontrar animales salvajes lo suficientemente “mansos” como para ser fácil de cazar, por lo que no es sorprendente que los habitantes tuvieran una dieta principalmente vegetariana.

Uno de estos neandertales afincados en España estaba enfermo, según sus restos encontrados: tenía, según se sabe, un absceso dental y un virus estomacal. Pero se ha sabido que consumió corteza de álamo y hierba con moho: la primera contiene aspirina, mientras que la segunda es la fuente original de la penicilina. No cabe duda de que es algo realmente sorprendente, ya que no se ha sabido de otros casos de que seres humanos utilicen el hongo Penicillum hasta que Alexander Fleming hizo su casual descubrimiento.

 




http://www.nosabesnada.com/naturaleza/85492/85492/