Le pidió ayuda a la niña para decidir la sentencia de su madre. Lo que determinaron es increíble


Quedé en shock cuando escuché el veredicto.

El juez Frank Caprio es conocido por su particular forma de aplicar la ley siendo extremadamente justo y a menudo conociendo detalles bastante privados de la vida de quienes visitan la corte. Si bien con él no hay escapatoria a la hora de recibir un castigo, también suele ser increíblemente benevolente y compasivo porque jamás olvida que al final del día todos somos humanos y todos podemos cometer errores.

Eso mismo fue lo que pasó en este episodio en el que una madre recibió una multa por haber estacionado su coche en la acera y no en el lugar adecuado. El problema se hizo aún peor cuando la mujer no pagó la multa de $100 dólares y tampoco se presentó a pagar las multas subsiguientes.

Pero antes de que el juez escuchara las explicaciones que la madre tenía para dar, prefirió concentrarse en su hija de seis años a quien invitó al estrado. Después de preguntarle qué quería ser cuando grande el juez quiso saber cómo se sentía. La pequeña le reveló que estaba extremadamente hambrienta después de haber pasado toda la mañana en la corte acompañando a su madre.

Juntos, ella y el juez, determinaron que la sentencia de su madre sería llevarla a comer un delicioso desayuno a ella y a su hermana.

¡Tienes que ver el video completo para apreciar la genialidad de este juez! Ojalá todos fueran iguales.



http://www.upsocl.com/mundo/le-pidio-ayuda-a-la-nina-para-decidir-la-sentencia-de-su-madre-lo-que-determinaron-es-increible/