Le inyectaron una vacuna en el colegio. 6 años después quedó paralizada de la cintura para abajo


Su sueño era ser bailarina profesional.

Chloe Brooks-Holder se encontraba en excelente estado de salud cuando tenía 12 años. Salía con sus amigas, iba a la escuela, veía las películas de moda y pasaba tiempo con su familia. Incluso ya sabía lo que quería hacer con su vida: quería bailar, y por ello practicaba seis veces por semana. Lamentablemente, su vida se destruyó por completo con un acto aparentemente inocuo: en el colegio la inyectaron con la vacuna contra el cáncer cervicouterino.


SWNS

Ya hace muchos años que en muchos colegios y establecimientos de salud se les ofrece a las jóvenes de entre 12 y 13 años, recibir la vacuna contra el cáncer cervicouterino, enfermedad que mata a 900 mujeres al año solo en Estados Unidos, según afirma el Daily Mail. 

Y Sophie Brooks, madre de Chloe, quién pensaba que era la decisión correcta, firmó el consentimiento para que su hija se pusiera la vacuna, pero de ahí en adelante todo empeoró. Entre la segunda y la tercera dosis de la vacuna, Chloé cayó enferma por un virus, comenzó a sufrir debilidad muscular y luego fue diagnosticada con fibromialgia. 


SWNS

Tiempo después sufrió de un grave desorden gástrico, perdió el control de su vejiga y fue diagnosticada una enfermad al corazón. Y tan solo un año después de la inyección, la joven comenzó a tener episodios de parálisis en el colegio.


SWNS

Hoy, con 18 años, Chloe se encuentra paralizada por completo de la cintura para abajo, y los doctores sospechan que nunca podrá volver a caminar, mucho menos bailar. Y fue su doctor actual el que llenó un reporte afirmando que lo que gatilló su sistema inmunológico de manera de que atacara su propio cuerpo fue la vacuna contra el cáncer cervicouterino. 

“A todas las madres, padres e hijas que estén considerando ponerse la vacuna. No presuman, hagan averiguaciones y edúquense antes de firmar en la línea punteada”


SWNS

No es primera vez que la vacuna contra el cáncer cervicouterino genera polémica, debido a que hasta febrero de 2017, las estadísticas de la Agencia de Medicina Europea afirman que más de 15.000 mujeres han presentado reacciones adversas a los dos tipos de vacunas existentes.

Aún así, no hay suficiente prueba de la relación entre la vacuna y los efectos adversos, por lo que ambas vacunas siguen en el mercado y en muchos colegios se sigue inyectando a sus alumnas, debido a que las grandes instituciones de salud aún la recomiendan.

¿Te has informado tú al respecto de la vacuna contra el cáncer cervicouterino?



http://www.upsocl.com/mundo/le-inyectaron-una-vacuna-en-el-colegio-6-anos-despues-quedo-paralizada-de-la-cintura-para-abajo/