Le dijeron “abuela”. No lo soportó y operó sus párpados mientras estaba completamente consciente


“No es que no me ame, pero con la diferencia de edad, me estaba sintiendo más y más consciente”.

Gabriella Lunghi se sentía incómoda con la piel de sus ojos hace años. Se la miraba al espejo. Sentía que no podía maquillarse, pero aguantaba. Hasta que un día, hace cuatro años, la profesora de su hijo se equivocó y pensó que ella era su abuela. Fue un golpe que Gabriella sintió profundamente.

“Mi pequeño estaba un poco triste al respecto y tuve que explicarle. Pensé que lucía mejor para mi edad”.

-Gabriella, citada en el Daily Mail-

Hace meses que una idea rondaba la cabeza de Gabriella: operar sus párpados para retirar la piel excedente y sentirse más joven. Su apariencia, sumada a que su esposo Andrea Rispoli es nueve años menos que ella, le provocaba inseguridad.


PA Real Life.

“No es que no me ame, pero con la diferencia de edad, me estaba sintiendo más y más consciente (de esa diferencia)”.

-Gabriella-

Después del incidente con la profesora de su hijo, que hoy tiene 10 años, Gabriella se atrevió. En mayo del 2016 se sometió a una intervención quirúrgica que en un momento requirió cortar la piel de sus párpados mientras ella estaba absolutamente despierta.


PA Real Life.

Suena horrendo, pero Gabriella dice que no le dolió en lo más mínimo.

“Era más fácil que ir al dentista. Fue más doloroso que me quitaran las muelas del juicio”.

-Gabriella, citada en el Daily Mail-

El procedimiento costó 3.100 dólares y duró cerca de 30 minutos. Los cuidados post-operatorios incluyeron usar cremas desinfectantes y humectantes. Además, tuvo algunos moretones temporales en sus párpados, además de inflamación.


PA Real Life.

La mujer, que es cantante profesional pero había dejado de presentarse por su inseguridad, retomó ya sus labores usuales y dice que cuenta con el apoyo de su familia.

Sus amigos han notado que ella se ve más joven, pero dice que no supieron que se hizo una cirugía estética.

“Nadie sabe lo que hice. No puedes ver líneas ni cicatrices. Hay personas que me han dicho que me veo más joven, pero no saben exactamente el por qué. Es muy sutil”.

-Gabriella-

Gabriella está muy feliz y tiene la seguridad de que nadie más la confundirá con la abuela de sus hijos. Además, dice que no se someterá a más cirugías pues ya hizo el cambio puntual que deseaba.

Y tú, ¿te someterías a una cirugía así?



http://www.upsocl.com/mundo/le-dijeron-abuela-no-lo-soporto-y-opero-sus-parpados-mientras-estaba-completamente-consciente/