Las burlas de una barra en Serbia que dejaron con lágrimas a un futbolista del equipo contrario


Si bien el racismo parece haberse visto disminuido en los últimos años, aún hay personas que tienen pensamientos de rechazo hacia otras razas, quienes si bien no lo hacen muy evidente, es en situaciones como la que verán a continuación se puede ver la realidad de la forma de pensar de un determinado grupo de personas.

El integrante del equipo de fútbol serbio Partizán de Belgrado, Everton Luiz, sufrió una muy mala experiencia hace unos días. Y es que mientras jugaba un partido contra los locales Rad Belgrado, sufrió una serie de insultos racistas que lo hicieron llegar a las lágrimas de la impotencia. 


Getty Images

Durante todo el partido cada vez que el jugador tocaba la pelota toda la barra del equipo contrincante comenzaba a hacer sonidos de mono, haciendo alusión al futbolista. 

Además, minutos antes de que el juego se terminara los hinchas desplegaron un cartel con insultos, lo que hizo que detuvieran el partido durante algunos minutos.

Sus compañeros lo apoyaron mientras no podía contener las lágrimas que caían de sus ojos, con la propia rabia de tener que enfrentarse con un público que acude al racismo para hacer caer al rival.


Getty Images

“No pude retener las lágrimas porque recibí insultos racistas desde la grada los 90 minutos del juego”.

Cuando el partido estaba finalizando Luiz se dirigió a las graderías del oponente y levantó su dedo del medio insultando a todos quienes lo habían perturbado durante todo el partido. La policía tuvo que intervenir para detener las agresivas actitudes de la barra quienes no paraban de atacar la cancha.

“Me quedé impactado por la actitud de los jugadores rivales, que en lugar de calmar la situación apoyaban ese comportamiento”. 

Como sea, el partido lo ganó el equipo del brasileño afectado, quienes vencieron 1-0 a los de la Estrella Roja.

“Quiero olvidar esto lo antes posible. Amo Serbia y la gente de aquí y por es que lloro”.

“Por favor, digan no al racismo”

Por otra parte el entrenador también se refirió a la situación:

“Everton no debió haber reaccionado de la forma en que lo hizo, pero algo fue lo que provocó su estallido. ¿no?”.


Ian Walthon

No es primera vez que ocurren este tipo de situaciones en Serbia. En los últimos años el fútbol de este país ha sufrido una serie de percances de este tipo. 

El 2012 dos jugadores de raza negra habrían sufrido de burlas racistas, tales son Raheem Sterling del Manchester City y Danny Rose, perteneciente al Tottenham’s.

Ambos jugaban por Inglaterra en la selección sub 21 contra Serbia y estos últimos marcaron el partido por burlas con gestos de mono hacia los dos futbolistas ingleses.


Action Images

El jugador de Queen Park Rangers, Nedum Onuoha, también se vio envuelto en una situación similar en un juego contra Serbia el año 2007. Rememorando el hecho él afirmó:

“Fue una experiencia que nunca me dejará y hasta el día de hoy tengo un sentimiento de tristeza y rabia. Gracias a un partido internacional que se jugó en el siglo XXI yo fui víctima de racismo por parte del público serbio”. 

Lo mismo sucedió cuando en Euro Senior 2012 los Serbios jugaron contra Italia, cuando se generó una gran pelea y debieron suspender el partido.

El racismo es una triste realidad que aún afecta a muchos países, el cual no siempre se ve a simple vista. 



http://www.upsocl.com/cultura-y-entretencion/las-burlas-de-una-barra-en-serbia-que-dejaron-con-lagrimas-a-un-futbolista-del-equipo-contrario/