La tenían amarrada con pesadas cadenas y estaba tan hambrienta que se comió a sus propios cachorros



En la oficina de policías de Brooksville, Florida, Estados Unidos, se recibió una desesperada llamada en la que dijeron que un hombre había sido mordido por un pit bull. Sin dejar pasar el tiempo, acudieron al lugar agentes especializados en animales y se encontraron con un tenebroso panorama dentro de la casa.

Había tres perros atados, sin agua y desnutridos. Eran víctimas de maltrato y abuso animal.


POLICÍA

Chi Chi, una de los perros rescatados, fue encontrado al lado de la casa cubierta de cicatrices y con la orejas mutiladas. Estaba hambrienta y demasiado débil como para poder caminar. Además, se había comido a sus propios cachorros.


POLICÍA

Los oficiales solicitaron hablar del caso con Deandre Goodson, de 21 años, dueño de los perros, quien accedió inmediatamente. Él les explicó que un año atrás su amigo le había dado a Chi Chi y que dos meses atrás se le había escapado.

La acababa de encontrar y la había llevado de vuelta a casa.


POLICÍA

POLICÍA

Les informó que Chi Chi había parido a dos cachorros hacía dos semanas, pero que se los había comido. Lamentó la situación de la perra y aseguro no estar seguro del por qué ella estaba tan flaca si la alimenta regularmente.

Dijo que las marcas en la piel de Chi Chi el resultado de los ataques de otros perros.


Getty

Como Deandre no había llevado a su perra al médico, los oficiales la trasladaron a las instalaciones de Servicios Animales para que fuera atendido inmediatamente. Después de examinarla el veterinario determinó que Chi Chi tenía numerosas heridas y que estaba sufriendo abandono.

Deandre quedó detenido y enfrenta cargos por crueldad animal. La fianza fijada es de 5 mil dólares.


Getty

¡Todos debemos cuidar, querer y proteger a los animales!








Categorias: IA, Mundo