La misteriosa “maldición” del Oscar que rodea a la Mejor Actriz de Reparto


Ganarse un Premio de la Academia no sólo debería ser considerado como el honor más grande que puede tener un actor, director o miembro de la comunidad fílmica, porque en teoría, también tendría que ser la referencia laboral más grande a la que se puede aspirar. Es casi obvio; sin embargo, existe una leyenda en Hollywood que trata de dar a entender que en ocasiones, uno de estos galardones no hace más que arruinar la carrera de grandes actrices.

No queremos regar chismes ni nada por el estilo, pero existen unos cuantos casos en los que ganar el premio a la Mejor Actriz de Reparto sólo ha causado que el éxito de algunas mujeres en el rubro del cine tuviera una caída en picada. ¿Por qué se da este enigmático fenómeno? Nadie lo sabe, pero a la vez, es simplemente imposible fingir que no pasa nada.

Todo comenzó con Brenda Fricker en 1989 y continuó en 1991 con Mercedes Ruehl. Ambas se llevaron la estatuilla por su excelente desempeño y luego, no se volvió a saber de ningún trabajo destacado por su parte. Tiempo después la leyenda se acentuó con el Oscar que se llevó la guapa Marisa Tomei y los feos rumores de que lo recibió por error porque no lo merecía, etcétera.

Miren, Brenda Fricker fue la ganadora de un Premio de la Academia y luego se convirtió en la doña de las palomas en Home Alone…

De las tres actrices, únicamente Tomei volvió a ser nominada para ceremonias posteriores, ya que las otras dos simplemente desaparecieron lentamente con roles en películas sin éxito. Después de esas historias, surgieron otras en las que algunas celebridades aparecían, brillaban hasta alcanzar la cumbre de su fama y luego volvían a la oscuridad.

Otros ejemplos son los casos con Mira Sorvino en 1995, Marcia Gay Harden y el aún más conocido de Kim Basinger en 1997 por su papel en L.A. Confidential. La segunda y tercera no sólo vieron su fama desaparecer de la nada, sino que además, tuvieron un divorcio posterior a la premiación.

Y no, no estamos siendo paranoicos, porque la lista se extiende con actrices como: Renée Zellweger, Whoopi Goldberg y hasta Catherine Zeta-Jones. Todas ellas tuvieron un estancamiento notable tras recibir la estatuilla “maldita”.

Catherine Zeta-Jones con su Oscar

Se veía tan feliz en ese momento…

En fin, no podemos dar por sentado que este año pase lo mismo con Viola Davis, Naomie Harris, Nicole Kidman, Octavia Spencer o Michelle Williams. Lo cierto es que, así como el infortunio ha golpeado a todas las famosas que ya mencionamos, también existen Sophia Loren y Maggie Smith, quienes han avanzado sin ningún inconveniente; tal vez sea mejor desearles mucho éxito en este año y los que están por venir.

Fotos: Getty Images



http://www.sopitas.com/725885-misteriosa-maldicion-rodea-mejor-actriz-reparto-premios-oscar/