La broma que terminó en robo para Jennifer Aniston en el Oscar


Después de que terminara la celebración de los Premios de la Academia, muchas personas se quedaron hablando acerca de lo que ocurrió durante la entrega de la estatuilla a la Mejor Película. Ya saben, aquel error de los sobres y todo lo que giró alrededor de eso.

A pesar de que aquel momento se llevó casi toda la atención del público durante el evento, no se puede eliminar el hecho de que por ahí hubo un par de historias que también merecían algo de crédito. Una de estas es la de Jennifer Aniston y una broma que, aunque fue vista con buen ojo por todo el público, también terminó costándole la pérdida de una de sus pertenencias.

Entre broma y broma, sale la gente que roba

Así es, damas y caballeros, la estrella que una vez interpretó a Rachel en la serie Friends, se quedó sin unos lentes oscuros que le costaron nada menos que $625 dólares el domingo pasado. Esto ocurrió debido a que Jimmy Kimmel (anfitrión del evento) estaba haciendo un sketch en el que participaron algunos turistas que pasaban por el Teatro Dolby, y se le hizo fácil pedir su ayuda.

De todas las personas qee pasaron por ahí para conocer a los famosos y tomar algunas fotos, una pareja llamó la atención de Kimmel. Gary y Vicki, de Chicago, hablaron con nuestro muchacho por un momento y fue así como este supo que ellos se habían comprometido.

Meme de los Premios OScar

Así fue como también surgió un meme, lol.

Como él se quiso ver buena onda frente a los enamorados, se le ocurrió que el regalo de bodas perfecto para ellos debía ser entregado por la señorita Aniston.

Ella no sabía que debía contribuir a la felicidad de otros ese día, así que sólo llevaba sus gafas. Inocentemente, ella las prestó a los desconocidos esperando poder recuperarlos después, pero eso nunca sucedió. Los premios terminaron, todos se fueron a sus casas y la oportunista de Vicki se había volado los lentes como recuerdo de una noche fantástica.

Jennifer Anniston prestó sus lentes

Aquí Jennifer Aniston diciéndole adiós a sus lentes por última vez.

Pero la cosa no termina ahí, ya que reportes de TMZ revelaron un detalle bastante escalofriante. Resulta que Gary y Vicki no sólo eran adorables turistas que simplemente pasaron por ahí para tomar fotitos; de hecho, Gary tenía 3 días de haber saldado una condena de 20 años en prisión por robo a mano armada.

Sabemos que esta historia no es agradable y que a Jennifer no se le irá la vida por unos lentes, pero siempre se puede aprender una gran lección: siempre hay que cuidar bien las cosas, aún si Jimmy Kimmel las pide prestadas para uno de sus conocidos sketches.



http://www.sopitas.com/727571-broma-jennifer-aniston-lentes-premios-oscar/