¡Increíble pero cierto! También puedes entrenar a tu gato para que sea un gran aventurero


El sueño de todos los que tenemos gato es tener uno como él. Se llama Jesper y es un gato de Noruega capaz de todo: esquiar, nadar, escalar e incluso navegar. Jesper tiene tres años de edad y vive con su dueña: Aina Stormo. Por obvias razones, Jesper ha causado sensación en las redes; no todos los días tenemos la oportunidad de ver a un gato que se le mide a todo (el mío a duras penas sale al veterinario).

Pero aunque para nosotros es sorprendente, para Jill Goldman (experto en comportamiento animal), no lo es tanto.

Aparentemente, los gatos domésticos, contrario a lo que siempre hemos creído, son criaturas bastante adaptables. Es precisamente por eso, que Jesper es capaz de esquiar, nadar y caminar entre montañas; su pelo, su contextura física y la realización de actividades al aire libre con su dueña, lo han convertido en lo que es hoy: un gato aventurero.

Trip in the mountain

A photo posted by JesperpusA.Stormo (@jesperpusen) on

Stormo, la dueña de Jesper es “culpable” de esto.

Desde que era tan sólo un gatito, ella notó que Jesper se adaptaba fácilmente, así que desde el principio lo involucró en cada actividad que hacía en el exterior. No quería que su vida cambiara sólo por tener un gato.

Pero ¿cómo lo logró exactamente?

Además de llevarlo a cada actividad al aire libre, Jesper fue entrenado casi como un perro. Stormo aplicó técnicas de entrenamiento como refuerzo positivos (premios y palabras). Y lo más importante: nunca lo castigó.

Entonces, si Jesper lo pudo hacer, ¿puedo hacerlo con mis gatos? Al parecer sí.

Goldman asegura que si se hace de la forma correcta, se puede lograr y además será un gran beneficio para el animal. El primer paso para hacerlo es exponer al gato a el exterior de una forma segura (en su caja y luego en una mochila) para que poco a poco reconozca los olores y sonidos del exterior. En cuanto al los refuerzos positivos, cree que es muy bueno utilizar premios y evitar los castigos. Los gatos son territoriales y nerviosos, así que necesitan confiar y entender que nada malo les pasará.

Algo fundamental es poner como prioridad el estado mental y físico del gato.

La dueña de Jesper asegura que nunca le exige más de la cuenta. Los tiempos en el exterior son cortos y ella se detiene antes de que Jesper se canse. Esto no significa que sea fácil. Los gatos tienen una particular y caprichosa personalidad, así que es imposible rogarles. Goldamn asegura que si el gato huye de la mochila, es porque realmente no está interesado y debes parar de inmediato el entrenamiento.

“Si él no quiere hacerlo, no importa cuánto lo intente”.

-Aina Stormo-

Todos los gatos, incluso Jesper, tienen sus límite, pero la buena noticia es que es posible intentar convertirlos en seres aventureros.

Empezaré el entrenamiento con los míos. 



http://www.upsocl.com/verde/increible-pero-cierto-tambien-puedes-entrenar-a-tu-gato-para-que-sea-un-gran-aventurero/