Fue violada a los 16 y quedó embarazada. 80 años después de que la adoptaran, se reunió con su hija


Un milagro nunca llega muy tarde…

Con tan solo 16 años de edad, Minka Disbrow fue brutalmente violada mientras compartió un picnic con una amiga en las cercanías de un bosque. La joven fue abordada por tres sujetos mayores y separada de su la amiga con quien compartió en esa ocasión en 1928.


Youtube

Luego del ataque, Minka permaneció en silencio y decidió no contarle a nadie lo ocurrido, hasta que un día comenzó a notar notorios cambios en su cuerpo. Su madre le explicó que lo que había estado sintiendo en su cuerpo se debía a un embarazo que había estado gestando.


Youtube

A su corta edad y luego de un mes de haber dado a luz a Betty Jane, Minka decidió darla en adopción porque era la única forma de entregarle un buen futuro. A pesar de que nunca más volvió a verla, siempre la recordaba especialmente para su cumpleaños, en donde rezaba por ella.

Durante décadas, la principal motivación de Minka para seguir luchando fue algún día conocer a su preciada hija. En 2006 y temiendo por el poco tiempo que le quedaba de vida, le pidió a Dios un último deseo:

“Señor, me gustaría ver a Betty Jane antes de que muera. Prometo no molestarla o interrumpir su vida, solo quiero ver sus ojos”.


Youtube

Para su sorpresa y sin su conocimiento, el juez del caso que permitió y aprobó los papeles de adopción, liberó el registro de la adopción de Betty dos meses después. Fue así como su nieta la contactó y posteriormente escribió un libro titulado “La Espera”, el cual retrata lo mucho que Minka rezó para que este milagro se concretara.


Youtube

Después de casi 80 años, Minka finalmente conoció a su familia. Su hija ahora tenía 77 años y tenía una hija.


Youtube

Cuando pensó que todo estaba perdido y ya se había resignado a la idea de morir sin conocerlo, la realidad tocó a su puerta y le dio uno de los milagros más hermosos:



http://www.upsocl.com/comunidad/fue-a-los-16-y-quedo-embarazada-80-anos-despues-de-que-la-adoptaran-se-reunio-con-su-hija/