“For the Glory of Mankind”: NieR: Automata


Con los grandes estrenos para la nueva generación de consolas de este año, marzo se ha convertido en uno de los meses más importantes de 2017.

Claro, el lanzamiento del Nintendo Switch ha sido un parteaguas para la industria, pero al final del día, fuera de The Legend of Zelda: Breath of the Wild; la nueva consola de la Gran N no tiene otro título importante…, de momento.

Por otro lado, Sony se ha lucido con su última exclusiva, Horizon Zero Dawn, la cual se ha convertido en una de las mejores nuevas licencias del PlayStation.

Horizon Zero Dawn

Pero el juego que nos reúne el día de hoy, es un gigante inesperado. Un título que se ganó la atención del mundo entero con el lanzamiento de un demo de apenas 20 minutos.

En ese pequeño espacio de tiempo, la secuela de uno de los juegos menos apreciados y jugados de la era del Xbox 360; se convirtió en uno de los lanzamientos más esperados del año.

Creado por el enigmático y excéntrico escritor japonés, Yoko Taro; NieR: Automata ha llegado para convertirse en uno de los mejores juegos de la octava generación de consolas.

Precedido por NIER en 2010, Automata nos sumerge nuevamente en la melancólica y muy emocional narrativa de Yoko Taro; quien se caracteriza por escribir historias y personajes sumamente ambiguos.

Con anterioridad, he hablado extensamente del título original, así como lo que esperaba para este juego. Y lo que tengo que decirles, es que nos encontramos ante una de las grandes joyas del mundo de los videojuegos.

Pero vayamos por partes…

NieR: Automata Reseña

La guerra por la “Gloria de la Humanidad”

“Mil años después de que la enfermedad conocida como Black Scrawl, fuera curada, una nueva amenaza de otro mundo ha llegado para atacar a la raza humana.

Lanzando escuadrones de máquinas que solo buscan destruir a la humanidad, los habitantes de la tierra no han tenido otra opción que abandonar el planeta y establecer una resistencia en la luna.

Para combatir a las terribles máquinas de los extraterrestres invasores, los humanos crearon la iniciativa YoRHa, proyecto que dio inicio a la creación de Androides capaces de combatir y repeler a la máquinas.

A diferencia de sus invasores, los Androides YoRHa tienen conciencia, gracias a su sofisticada inteligencia artificial. Pero lo que es más impresionante, es que estas máquinas son capaces de sentir emociones humanas como el amor, odio y el miedo.

Esto, más su convicción por salvar a la humanidad, los convierte en las mejores armas. Y en el caso de cobardía, todo desertor será cazado y destruido… todo sea por la “Gloria de la Humanidad”.”

Es así, que nuestra aventura comienza en el año 11945 D.C., en donde tomaremos control del Androide de Combate YoRHa No. 2 Modelo B (2B), y el Androide de Reconocimiento YoRHa No. 9 Modelo S (9S).

NieR: Automata Reseña

Ambos, deberán recorrer un mundo desolado en donde las ruinas de la humanidad se mezclan con la naturaleza que ha comenzado a ganar dominio nuevamente; mientras enfrentan a las máquinas que parece ser han quedado abandonadas en esta larga guerra.

En su camino, encontrarán a un pequeño grupo de resistencia humano, así como la sorpresa de encontrar máquinas dispuestas a ayudarles.

Mientras que la historia no suena como algo del otro mundo, la ambigüedad y profundidad de la escritura de Taro, convierten este melancólico relato en toda una tragedia.

Casi desde el principio del juego, nuestras acciones son más que cuestionables, ya que muchas veces seremos nosotros los que iniciaremos el conflicto. Pero vamos, nosotros somos los buenos…, ¿verdad?

NieR: Automata Reseña

Al ir avanzando, nos encontraremos con que las máquinas son más parecidas a nosotros de lo que creíamos, haciéndonos cuestionar la nobleza de nuestra misión.

Eso, y que al final del día 2B y 9S no son más que herramientas dispensables para la humanidad, siendo un reflejo de las máquinas que tanto odian y que solo han sido utilizadas por fuerzas externas para destruir, cuando en realidad lo único que quieren es vivir pacíficamente.

En pocas palabras, el juego los hará sentir como basura la mayoría de las veces, ya que a diferencia de otros títulos en donde lo único que sabemos de nuestros enemigos es que son malos y para sobrevivir, debemos de acabar con ellos; en NieR: Automata es nuestro juicio y brújula moral las que blandirán nuestra espada.

Cada máquina y NPC, es un personaje por sí mismo, dándole al mundo de Automata una completa sensación de vida, a pesar de lo desolado de sus escenarios.

Espadazos, patadas, golpes y…, ¿navecitas?

En lo que respecta al combate, NieR: Automata es una extraña mezcla entre lo mejor y más nuevo del género Hack’n Slash y los clásicos “Juegos de Navecitas”, en donde una lluvia de balas inundará la pantalla.

NieR: Automata Reseña

Y si eso no fuera suficiente, Automata nos brinda de secciones donde tendremos que saltar entre plataformas y destruir a varios enemigos al mero estilo de Double Dragon.

Para esto, tendremos a nuestra disposición varias armas que van desde las típicas espadas y lanzas, hasta guantes que harán que nuestros golpes sean más potentes.

Cada una de estas armas podrá ser mejorada y con cada nuevo avance, se irá revelando la historia de cada una de ellas (sí, hasta las armas tienen un trasfondo profundo y detallado).

NieR: Automata Reseña

Claro, no solo podemos andar machacando botones a lo bestia, ya que eso nos convierte en presa fácil. Para evitar sufrir daño, podremos hacer uso de una maniobra de evasión, la cual si es realizada en el momento antes de que un ataque nos de; nos dejará contratacar con un movimiento especial.

Además del combate cuerpo a cuerpo, tendremos a nuestra disposición a un pequeño drone (Pod), el cual servirá para hacer ataques a larga distancia, además que será el medio para realizar ataques especiales (como si fuera magia).

Al igual que nuestras armas, estos Pod podrán ser mejorados. Claro, antes de poderlos usar deberemos de encontrarlos, ya que estos se encuentran regados por el mundo, debido a la muerte de sus Androides.

Además de ser un título de “Mundo Abierto”, NieR: Automata es también un RPG, por lo cual iremos subiendo de nivel al ganar experiencia destruyendo a las diferentes máquinas que invaden el mundo.

Así mismo, podremos ganar esta experiencia al completar las misiones de la historia, así como las alternas que nos darán los NPC que se encuentran en el Campo de la Resistencia, los pueblos de las máquinas, así como las que nos son mandadas por YoRHa.

Sin embargo, la crema y nata de la estrategia de NieR: Automata, no se encuentra en los niveles de experiencia ni en las armas que obtendremos. Oh no, la verdadera manera de ser más fuerte en este juego es a través de unos “Chips” especiales, que podremos equipar para mejorar nuestras habilidades.

NieR: Automata Reseña

Desde aumentar nuestra vida, ataque y defensa; hasta brindarnos de nuevas habilidades para el combate. Pero lo que hace de esta parte algo muy especial, es que todos los elementos básicos de información para nosotros (barra de vida, mapa, objetivos, daño, etc.), deben de ser equipados para poderlos ver.

Si bien, todos estos aspectos vienen por default, en NieR: Automata, la atención al detalle ha sido tan importante; que nada se ha dejado al azar. Tanto 2B como 9S, son androides y su funcionamiento como el de cualquier máquina se debe a componentes electrónicos (software y hardware).

Esto amplía aún más el intrincado, aunque sencillo modo de juego; dejando que nosotros decidamos el crecimiento de nuestros personajes a nuestro antojo. Para esto, podremos hacer hasta tres combinaciones diferentes de estos Chips, pudiendo crear un sistema enfocado en el ataque o la defensa, o en uno en donde la exploración sea lo importante.

NieR: Automata Reseña

Y para no romper el delicado balance del juego, cada Chip tendrá un costo para poder ser colocado, obligándonos a expandir nuestra Memoria RAM y aún llegando al máximo, no podremos equiparlo todo.

Como pueden ver, este juego puede ser tan profundo como queramos.

Un mundo desolado pero repleto de vida

Al ser un juego de “Mundo Abierto”, NieR: Automata cuenta con grandes escenarios repletos de detalles. En un inicio, las ciudades destruidas serán nuestro campo de juego, en donde veremos edificios cubiertos de raíces anormalmente grandes; mientras que las máquinas rondan libres en los campos.

NieR: Automata Reseña

Así mismo, encontraremos alguno que otro animal por ahí, los cuales podrán ser asesinados para obtener materiales, o usados como medio de transporte.

En un principio, el diseño de las máquinas nos parecerá muy aburrido, ya que todas comparten la misma estructura. Pero al ir avanzando de nivel, diversas y más poderosas versiones irán apareciendo; creando un balance que hará que cada salida pueda convertirse en un reto.

A diferencia de otros juegos similares, el mundo que 2B y 9S recorrerán, realmente se siente unido, pudiendo recorrerlo de principio a fin sin que ninguna pantalla de carga aparezca.

Pero si recorrer los mismos parajes los llega a cansar, cada zona contará con un número de servidores que servirán para teletransportarnos de manera inmediata a otros lugares. Claro, para esto deberemos de encontrarlos primero y de activarlas, así como liberarlas de las máquinas que no dejaran que las podamos usar.

Estos mismos servidores, servirán como puntos de guardado, ya que NieR: Automata no tiene un sistema de guardado automático. Esto se debe a que realmente no se puede morir.

Al caer en combate, nuestro cuerpo se restaurará en el último servidor que visitamos (ya sea para guardar, ir a otro lugar o revisar nuestros mensajes). Sin embargo, los Chips que teníamos equipados desaparecerán, teniendo que buscar el punto en donde caímos para recuperarlos (muy al estilo de Dark Souls).

NieR: Automata Reseña

Pero si caemos antes de recuperar nuestro cuerpo anterior, los Chips desaparecerán por completo, dejándonos en blanco.

Así que siempre estén atentos a su barra de vida y tengan especial cuidado en las peleas con los jefes.

El apocalipsis nunca había sonado mejor

Como su predecesor, el mundo de NieR: Automata se encuentra ambientado por uno de los mejores soundtracks del mundo de los videojuegos.

Nuevamente, Keiichi Okabe se luce con sus sinfonías, las cuales ayudan mucho a la inmersión de este juego, complementando de manera espectacular a cada situación y lugar que visitemos.

Muchas veces, solo visitaremos ciertos lugares para poder escuchar la sorprendente orquesta que da vida a este mundo.

Cuando crees que todo acabo…

Al ir pasando cada misión principal, la trama se irá desarrollando de manera bastante rápida, dejando algunas partes inconclusas. Al llegar al marco de las 10-15 horas de juego; veremos con sorpresa que hemos llegado al final.

Mientras que comenzamos a maldecir a Square Enix por haber hecho un juego tan corto, aparecerá el siguiente mensaje:

NieR: Automata Reseña

Sí, al igual que con el primer Drakengard, el final del juego no es realmente la última parte, ya que aún quedan otros cinco finales por descubrir.

NieR: Automoata Gloria a la Humanidad

Es así, que ahora retomaremos toda la historia pero desde el punto de vista de otro personaje, expandiendo aún más la experiencia y dándonos cuenta de que en realidad, sabíamos muy poco de lo que en verdad estaba ocurriendo.

Es así que ganaremos más conocimiento sobre las máquinas y su relación con el mundo. Igualmente, personajes que creíamos como simplones, ganarán una profundidad inmensa que nos dejarán con la boca abierta y nos harán sentir aún más interesados en lo que está por ocurrir.

Con cada nueva repasada, las cosas serán diferentes y el contexto cambiará de manera en que ya no sabremos si lo que estamos haciendo es bueno, malo o simplemente intrascendente.

Mientras que el original nos contaba la historia de manera un tanto aleatoria, Automata es un juego que cualquiera puede disfrutar y entender con facilidad. Claro, el haber jugado el primer NIER, traerá consigo divertidos guiños para los fans.

NieR: Automata Emyll

En definitiva, NieR: Automata es mucho más de lo que aparenta, escondiendo una historia suigéneris bajo un título de acción y aventuras.

¿Y lo malo apá?

Fuera de uno que otro momento donde el framerate llegaba a bajar (el juego corre de maravillas a 60FPS), los pequeños errores del juego no son lo suficientemente grandes para arruinar la experiencia.

Salvo por solo una vez que el juego se quedó congelado, NieR: Automata corre de manera casi perfecta. Y en todo caso, el juego tendrá un parche de primer día para arreglar los detalles que faltaron por pulir.

Conclusión

En lo personal, no me gusta darle una calificación numérica a las cosas, ya que siento que es una manera muy impersonal y fría de dar un veredicto.

NieR: Automata Reseña

Sin embargo, al momento de esta reseña (teniendo en cuenta el parche que saldrá con el lanzamiento) el título es un fuerte contendiente para “Juego del Año”…, y no, no exagero.

A diferencia del juego original, NieR: Automata puede ser disfrutado por todos. Desde el más casual jugador de los Action-RPG, hasta el más acérrimo veterano; el mundo, personajes e historia de este juego, harán que se enganchen y que hagan todo lo posible por descubrir todos sus secretos.

Eso, y que con el éxito que llegue a tener NieR: Automata, es posible que Square Enix se anime a sacar una versión HD de todos los juegos de Drakengard –incluyendo el tercer juego que salió para el PlayStation 3– y por supuesto, una remasterización de las dos versiones de NIER.

Nier RepliCant/Gestalt

En fin, mañana martes 7 de marzo, corran a su tienda favorita y obtengan su copia de NieR: Automata, y si no lo tienen, ¡pues vayan a otra hasta que lo consigan!

¡Gloria a la Humanidad y a Square Enix!… bueno, a Square Enix no, ya que a veces se pasan de veras…

Texto: Luis Alberto Valis/ValisTheDarkia6



http://www.sopitas.com/728956-nier-automata-resena-playstation-4-square-enix/