Estuvo al borde de la muerte y en coma por tres semanas. Al despertar supo que había dado a luz


Pero el desenlace fue horrible.

Kerry Tellwright y su pareja Craig Hill llevaban años intentando tener hijos. Fue por eso que cuando finalmente lograron que ella quedara embarazada, después de ocho años y dos rondas de fertilización in vitro, no podrían creer su suerte. Sin embargo, lo que ella no sabía era que al interior de su cuerpo sucedían dos cosas al mismo tiempo: el milagro de la vida y una terrible y extraña condición que había provocado que su hígado y vaso se rompieran y comenzaran a sangrar internamente. 


Mercury Press & Media

 

“Una mañana desperté con un dolor en el hombro, se sentía como un nervio resentido así que sólo pensé que había dormido doblada. Diez días después aún me dolía y empecé a sentirme mal. Sabía que algo no andaba bien, así que llamé a la maternidad y me dijeron que fuera al hospital. Lo último que recuerdo fue haberme subido al auto con Craig”.

Según lo que le relató al Daily Mail, Kerry comenzó a tener convulsiones allí mismo. Su esposo se vio obligado a llamar a una ambulancia para trasladarla, porque Kerry había comenzado a ahogarse con su propia lengua. Su condición era tan grave que los doctores debieron ponerla en coma inducido durante tres semanas.


Mercury Press & Media

“Cuando llegué al hospital mi presión sanguínea estaba por el techo. Me dieron algo para bajarla y me llevaron de emergencia para hacerme una cesárea”.


Mercury Press & Media

El problema fue que mientras estuvo en coma dio a luz a su bebé, Archie, quien nació sin vida. Los doctores decidieron congelar el cuerpo del pequeño en una cámara especial como una forma de asegurar que cuando Kerry despertara ella tendría la posibilidad de conocer a su pequeño.


Mercury Press & Media

“Cuando me abrieron mi útero estaba completamente blanco en el lugar en el que me estaba desangrando. Archie nació muerto a las 8:55 pm”.


Mercury Press & Media

Posteriormente le quitaron el bazo, pero su cuerpo no dejaba de sangrar: su sangre no coagulaba. Pasó tres semanas más en coma, todas ellas sin saber que su hijo había nacido sin vida.

“Pensé que iría al hospital a dar a luz, por lo que despertar y saber que no tenía nada me rompió el corazón”.

La mujer decidió compartir las emotivas fotografías que fueron tomadas en el momento en el que finalmente conoció a su hijo como una forma de crear consciencia sobre la extraña enfermedad que la aqueja: el síndrome HELLP.

Según Medline Plus este síndrome, de causas desconocidas, se presenta en mujeres embarazadas y genera un conteo de plaquetas bajo, enzimas hepáticas elevadas y descomposición de los glóbulos rojos. En general las mujeres sienten síntomas parecidos a la fatiga o a la gripe, y sólo cuando empiezan a presentar síntomas extremos son diagnosticadas con HELLP.

Pero lejos, la peor parte de la experiencia fue volver a casa sin su bebé:


Mercury Press & Media

“Me sentía muy mal. Mi cuñada tuvo que ir a casa antes de que yo llegara porque había dejado todo listo para Archie en su cuarto. Su sillita, sus mamaderas, los implementos para esterilizar… lo movió todo para que no lo tuviera que ver. Me tomó mucho tiempo poder entrar a ese cuarto”.

Kerry también insistió en que la población debe saber más sobre el HELLP porque ni ella ni ninguno de sus conocidos sabían nada al respecto, y muchas mujeres pueden estar en riesgo de padecerlo.

Finalmente, y como una forma de recordar a su hijo, Kerry y su esposo cremaron su cuerpo y con sus cenizas mandaron a hacer este anillo que ahora Kerry lleva en su mano:


Mercury Press & Media

Es definitivamente la mejor forma que pudieron encontrar para que ella, literalmente, lo lleve consigo a todas partes. Esperamos que lentamente pueda recuperarse de este gran impacto emocional que le tocó vivir.



http://www.upsocl.com/mundo/estuvo-al-borde-de-la-muerte-y-en-coma-por-3-semanas-al-despertar-supo-que-habia-dado-a-luz/