Estos gatitos nacieron con sus patas torcidas. Ahora tienen pequeños yesos y se ven adorables


Advertencia: Este post tiene fotos DEMASIADO tiernas.

Florence tuvo una vida dura. Cuando se embarazó, sus dueño de paso la entregaron al refugio local y los veterinarios la recibieron bajo su peso ideal y muy abandonada. A pesar de todo, aunque con ayuda de los voluntarios del Pussies Galore Rescue (“Refugio de las Pussy Galore”), dio a luz a tres preciosas gatitas, quienes fueron prontamente bautizadas (por tremendos nerd a los que, desde lejos, saludo) Fleur Bunny, Michonne y Phyllis.


Cat Cuddle Cafe

Pero las tres nacieron con problemas en sus patas.

“Las hermanas tienen varios niveles de hipoplasia radial, una anormalidad que lleva a los huesos en la ante-pierna a no desarrollarse bien o estar completamente ausente. Su mamá, Florence, estaba severamente desnutrida cuando llego a nuestro cuidado”.

-Katina Balson, dueña de Pussies Galore Rescue y Cat Cuddle Café-


Cat Cuddle Cafe

Mientras sean pequeñas sus patas no serán un real problema, pero cuando crezcan el aumento de peso podría causar úlceras en sus coyonturas o hasta huesos rotos.

Afortunadamente, las piernas de Fleur Bunny comenzaron a enderezarse por sí solas gracias a su dieta y los cuidados del equipo, que pronto desarrolló un plan para asegurar que las patas de Phyllis y Michonne se enderezaran también.


Cat Cuddle Cafe

“Nuestro veterinario originalmente planeaba amputar ambas piernas hasta el hombro e incluso sugirió poner a Phyllis a dormir cuando nos dimos cuenta de lo severa que era su deformación. Pero después de ver toda la energía y vida que las tres tenían, decidimos probar otro método, poniendo sus patas dentro de yeso para que los huesos se recuperen como corresponde”.

-Katina Balson-


Cat Cuddle Cafe

A Michonne y Phyllis les dieron escayolas para sus patas delante, que necesitan ser cambiadas cada dos semanas. Las escayolas necesitan ser cambiadas inmediatamente si se mojan y cada cambio cuesta alrededor de 250 dólares.

El refugio tiene un GoFundMe para ayudar a estas preciosas gatas.


Cat Cuddle Cafe

Michonne y Phyllis rapidamente se adaptaron a sus yesos, enérgicas y juguetonas como cualquier gatito.


Cat Cuddle Cafe

Hace unas semanas, volvieron al veterinario y se determinó que las piernas de Michonne alcanzarían la normalidad para el final de su tratamiento y ahora sólo necesita usar un yeso.


Cat Cuddle Cafe

Phyllis, por el otro lado, no ha mostrado mejoría y es posible que sus patas deban ser amputadas eventualmente, pero el veterinario ha sugerido esperar y ver cómo se desarrolla.


Cat Cuddle Cafe

Estos bebés aún están con su madre en una casa adoptiva, pero ya deben comenzar a buscar una familia que los pueda querer tanto.

“Reciben una tremenda cantidad de amor y atención, y están recibiendo el mejor cuidado posible”.

-Katina Balson-


Cat Cuddle Cafe

Esperemos que se recuperen con total éxito.

¡Son demasiado lindos!



http://www.upsocl.com/verde/estos-gatitos-nacieron-con-sus-patas-torcidas-ahora-tienen-pequenos-yesos-y-se-ven-adorables/