Este zoológico tiene un elefante viviendo en solitario y rodeado de concreto desde hace 40 años


La triste vida de este elefante de 43 años tiene inquietos a los científicos de Peta Asia desde hace casi 10 años, cuando comenzaron a pedirle al zoológico de Manila (Filipinas) que permitiera trasladarlo a un santuario, donde pudiera tener contacto con la naturaleza.


PETA Asia

Siendo a penas un bebé, Malí -una elefante hembra-, fue separada de su familia en Sri Lanka y trasladada a vivir en cautiverio. Poco después llegó al zoológico de Manila, donde ha vivido los últimos 40 años, en un recinto hecho completamente de cemento.

El piso es de concreto, las paredes son de concreto y hasta los “árboles” son de concreto.


PETA Asia

Al llegar, Malí compartía su celda con otros dos elefantes, pero murieron poco después de su llegada. Desde entonces ella ha estado sola, observando los mismos muros del zoológico.

Al parecer, este tipo de cautiverio ha afectado enormemente la salud mental del animal.


PETA Asia

Según Jason Baker Malí, vicepresidente de PETA Asia, ha mostrado algunos comportamientos que dan cuenta de que su instinto no pertenece a ese lugar.

“En un despliegue realmente desgarrador del impacto que el zoológico de Manila ha tenido en Malí, la han observado caminando hasta el borde de su recinto y extendiendo su pie con la esperanza de dar un paso más. Cuando ella se da cuenta de que ha llegado al final, Mali retrocede y trata de nuevo … y otra vez.”.

-dijo Baker en un comunicado de PETA Asia.-


PETA Asia

“Finalmente, al darse cuenta de que no hay ningún lugar a dónde ir, se desanima y camina sin rumbo alrededor de su recinto, recogiendo escombros del suelo. Otras veces, la hemos visto caminar sin parar. O simplemente permanecer en un lugar con el tronco en el suelo.  Es dolorosamente claro que Malí está profundamente desanimada, su mente aguda es una gran pizarra que no puede ser llenada por nada en el zoológico de Manila”.

-completó.-

Su salud se ha visto notoriamente deteriorada

En 2012 el Dr Henry Richardson, experto en elefantes realizó un chequeo a Malí, y descubrió que tiene varias dolencias en sus patas: almoadillas agrietadas, cutículas con hongos, dedos agrietados. Todos, problemas clásicos de los elefantes que viven en cautiverio, en un piso de concreto, en lugar de terreno natural.


PETA Asia

Sin embargo, el zoológico de Manila no ha estado de acuerdo en trasladar al elefante a un santuario. Ellos argumentan que Malí es demasiado vieja para soportar el traslado.

Pero Ashley Fruno, una activista de alto nivel para PETA Asia, quien ha estado muy involucrada en el seguimiento de Malí, tiene otra opinión al respecto:


PETA Asia

“Malí tiene 43 años, pero no por eso es demasiado vieja para una nueva oportunidad en su vida”.

-dijo Fruno al portal The Dodo.-

“En todo el mundo, los elefantes de todas las edades son transportados exitosamente de lugar a lugar, de circos a zoológicos y santuarios, en camiones, aviones y trenes. El transporte de elefantes es una práctica común, y si se hace con cuidado, se puede hacer sin causar estrés significativo para el animal. Además tenemos un plan detallado para mover con éxito a Malí a un santuario, donde podrá moverse libremente en espacios abiertos, nadar y tomar baños de polvo, explorar y, lo más importante, compartir la compañía y el compañerismo de otros elefantes. Malí no merece menos”.

Sin embargo, la lucha por la libertad de Malí no termina.



http://www.upsocl.com/verde/este-zoologico-tiene-un-elefante-viviendo-en-solitario-y-rodeado-de-concreto-desde-hace-40-anos/