Este policía iba a multarlos por exceso de ruido, pero terminó dándoles la sorpresa de sus vidas


El deporte es una de las mejores estrategias para alejar a niños y jóvenes de las malas decisiones. Y parece que así lo entendió el cuerpo de policía de Gainesville, Florida pues en vez de multar a un grupo de chicos que estaban jugando básquetbol en la calle por exceso de ruido, un uniformado decidió jugar una partida con ellos.

Pero eso no fue todo, días después llevarían a un famoso personaje no sólo para cobrar revancha sino para darles una lección que puede cambiar sus vidas.

El Departamento de Policía de Gainesville subió hace poco más de un mes el video de los hechos a su página de Facebook y rápidamente se hizo viral. Al día de hoy tiene más de 17 millones de reproducciones.

Así es como describieron el clip en su red social:

“El oficial White fue recientemente enviado por una llamada de niños jugando básquetbol “ruidosamente” en las calles. Por la tarde. Divirtiéndose. Sin cometer crímenes. Vamos a ver cómo lo manejó”.

Lo que hizo fue como para considerarlo un gran policía y una mejor persona. Simplemente dialogó con ellos y jugaron una partida.

Fuente
Fuente

Al ver que ya había sido superado en número y habilidad decidió marcharse dignamente pero con sed de revancha.

Es por eso que días después regresó para darles la sorpresa de sus vidas, pues no llegó solo, también fueron los otros policías y su contratación estrella: el mismísimo Shaquille O’Neal.

¡Difícil competir contra él!

Sin embargo, los chicos lejos estuvieron de intimidarse y sacaron todo su potencial.

Después de que ambos equipos dieran el partido de sus vidas. ‘Shaq’ les dio unas palabras conmovedoras que podrían hacer una diferencia en su forma de pensar.

Hace unos días, el video volvió a tomar relevancia al ser compartido por el Co Host de Univisión, Luis Sandoval en su página de Facebook:

Ojala esto suceda con más frecuencia.Video de la Policía de Gainesville

Posted by Luis Sandoval on Monday, February 22, 2016

A final del día, los niños no hacían nada malo como para reprehenderlos. Simplemente jugaban. Y la policía de Gainesville se encargó de darles el mejor mensaje. Usar el deporte para motivarlos a ser mejores jugadores y mejores personas. ¡Tal vez de ahí salga el próximo Shaquille!



http://www.upsocl.com/comunidad/este-policia-iba-a-multarlos-por-exceso-de-ruido-pero-termino-dandoles-la-sorpresa-de-sus-vidas/