Este lobo marino de 200 kilos no tuvo problema con acostarse un rato sobre este coche


Por lo general, cuando caminamos por la calle pensamos que podríamos encontrarnos con un perrito, gato, araña, pájaro o cualquier otro animal “normal” dentro de la ciudad, sin embargo, en Australia se ven otras cosas. Un lobo marino de 200 kilos apareció en un vecindario a 50 kilómetros de la costa, ¿cómo llegó ahí? Con su peso, es todo un misterio.

El pobre animalito sorprendió a una familia cuando lo vieron descansar sobre el auto en el jardín de la casa.


ABC

Tasmania Police

“Louseal”, como le apodaron, fue visto por primera vez en la carretera durante la madrugada y al llegar al vecindario comenzó a subirse sobre los autos.  Según los vecinos, Lou no causó mayores estragos en sus propiedades pero a todos les preocupaba su salud.

¿Cómo fue que llegó tan lejos?


ABC

“Nos levantamos en la mañana y nos sorprendimos al verlo, no es lo que uno espera al salir de casa. Uno se pregunta, ¿esto de verdad está pasando? Hizo una espectacular maniobra, se deslizó por la parte de atrás de uno de los coches y luego saltó a otro con mucha agilidad. Ahora vamos a reemplazar el parabrisas, pero no hay problema”, comentó William Gregory, uno de los vecinos, al medio ABC.

Así quedó uno de los coches…


ABC

La policía y parte del equipo protector de animales de la ciudad recurrieron al sitio para controlar la situación y lo derivaron a un centro especializado mientras logran reubicarlo. Rachel Alderman, bióloga del equipo de “Parques y vida silvestre” en Tasmania, explicó que posiblemente el animalito se perdió luego de que su manada llegara a la costa para descansar, actividad que hacen siempre.


ABC

Así lo sacaron (estaba bastante pesadito).

¿Te imaginas encontrarte con un animal de lo más raro al salir de casa?



http://www.upsocl.com/verde/este-lobo-marino-de-200-kilos-no-tuvo-problema-con-acostarse-un-rato-sobre-este-coche/