¿Estamos en el infierno? No. Es el paisaje que ha dejado el volcán Etna tras su erupción


La ardiente lava contrastada con la blanca nieve forman un fascinante panorama visual.

Los fenómenos naturales del planeta son realmente sensacionales y tener la posibilidad de ver uno sin que genere grandes daños es aún mejor. Una de las maravillas que no podemos apreciar de manera muy frecuente es la erupción de los volcanes, el calor ardiente en forma líquida que trae consigo un inmenso poder. 

En Italia, el volcán más grande de toda Europa entró en erupción y el paisaje que ha dejado es muy bello. 

Los intensos colores naranjos contrastados con la blanca nieve hacen un contraste espectacular, todo complementado con el humo y los restos de carbón que han quemado parte de la superficie. 


Reuters / Antonio Parinello

El volcán está ubicado en la costa este de Sicilia y desde las ciudad de Catania y la localidad turística de Taormina se puede apreciar este particular fenómeno.

 


Reuters / Antonio Parinello

Si bien sus nubes de ceniza carbonizada pueden afectar el vuelo de algunos aviones, afortunadamente no supone peligro alguno para las localidades que están en el área.


Reuters / Antonio Parinello

Los volcanes no sólo tienen erupciones en su cima, sino que muchas veces lo hacen por los costados. Etna ha tenido más de 60 erupciones laterales desde el año 1600, de las cuales más de la mitad se produjeron el siglo XX.


Reuters / Antonio Parinello

Esto nos hace preguntarnos si todo esto tendrá que ver con el cambio climático o algo por el estilo, ya que sólo en este nuevo milenio se cuantifican cuatro erupciones laterales: 2001, 2002, 2003, 2004, 2005 y 2008. 


Reuters / Antonio Parinello

En el año 2013 Etna fue nombrado patrimonio cultural de la Unesco. 


Reuters / Antonio Parinello

Esta montaña de lava es uno de los más extraordinarios panoramas visuales que nos puede entregar la madre naturaleza, fotografías que reflejan su poder y la perfección de todas las cosas que nos rodean. 



http://www.upsocl.com/mundo/estamos-en-el-infierno-no-es-el-paisaje-que-ha-dejado-el-volcan-etna-tras-su-erupcion/