Estaban jugando a las escondidas. Este adorable e ingenioso niño terminó a 25 kilómetros de su casa


Lo estaba cuidando su padre.

Tyler Bishop, de tan solo cinco años, se ha convertido en el campeón mundial de jugar a la escondida -al menos para su familia, quienes no lo volverán a perder de vista en una década o dos. Y es que el niño les dio el susto de su vida, mientras jugaba con su hermano Xavier en el patio de su casa en Perth, Australia. Su madre estaba arreglándose para ir al cine con sus amigas, mientras su padre le  decía que saliera tranquila y todo estaría bien.


7 News

Una hora más tarde el pobre hombre llamaba a la policía desesperado, porque Tyler no estaba en ninguna parte.

“Estaba histérico cuando me llamó, gritando ‘no lo encuentro, no puedo encontrarlo’”.

-Kayla a 7 News-

Esta familia vive en una zona rural a 25 kilómetros del centro comercial y Australia es famoso porque la gran mayoría de su flora y fauna es altamente peligrosa.

Kayla regresó corriendo a su auto, donde se encontró inesperadamente con un grupo de gente, un par de policías y, sentado en el maletero abierto, su sonriente hijo.


7 News

Tyler habría aprendido a abrir y cerrar este conveniente “escondite” gracias a un desperfecto de fabricación. Como su hermano tardaba en encontrarlo, se durmió y despertó en el centro comercial, cuando su madre ya estaba viendo su película.

Algunos transeúntes abrían oído movimiento y quejidos dentro de la cajuela y así es como llegó la policía, que encima habían sido alertados momentos antes de la desaparición de un niño.

Afortunadamente Tyler les dijo que había ganado jugando a las escondidas apenas logró salir. Su padre fue contactado y su madre venía en camino.

Tras abrazarlo, Kayla bromeó: “Se tenía que haber dormido, si no, no habría estado callado tanto tiempo”.

Una aterradora historia con un adorable final.



http://www.upsocl.com/mundo/estaban-jugando-a-las-escondidas-este-adorable-e-ingenioso-nino-termino-a-25-kilometros-de-su-casa/