Estaba en el techo de su casa con sus amigos. Todo se fue a negro y no volvió a ver luz en dos días


Ellos pensaban que estaba en su hogar.

Cuando somos niños simplemente hacemos muchas estupideces de las que después (quizás) nos arrepentimos, pero es simplemente para vivir la vida de una forma distinta y ser capaces de tener miles de aventuras durante el mayor tiempo posible. Después serás adulto y no digamos que tienes tanta libertad como antes (la triste realidad)

Por eso es que a veces no nos sorprendemos cuando vemos que un niño pequeño se comió un insecto o que otro tomó su excremento y lo esparció por toda la casa (¿o solo fui yo?). Sin embargo, este menor de edad se tomó el asunto en serio y un poco más allá.


Pixabay

Estaba jugando con sus amigos en el techo de la casa (claro porque el techo es el lugar seguro y perfecto para hacerlo) y de pronto ellos sintieron algo. Miraron y su compañero de travesuras de solo 14 años, ya no estaba. Pensaron que se había ido a su hogar, según declararon en Diario de Yucatán.


Milenio Novedades

Pero el pequeño se había caído a un pozo de 20 metros sin escapatoria. Su madre, Aurelia Poot Gómez, notó que Jesús Manuel no había llegado a dormir, pero no llamó o reportó su desaparición hasta después de un día entero (mmm otra cosa que no tiene sentido)

Cuando ocurrió esto, la policía buscó en el lugar de la caída y lo encontró. Estaba deshidratado y con rasguños producto de la altura en la que había precipitado, pero no tenía lesiones más graves.


Milenio Novedades

¿Alguna vez viste algo parecido? ¿Jugabas tan peligrosamente con tus amigos?



http://www.upsocl.com/mundo/estaba-en-el-techo-de-su-casa-con-sus-amigos-todo-se-fue-a-negro-y-no-volvio-a-ver-luz-en-dos-dias/