Esta desgarradora foto muestra a dos padres despidiendo a su pequeña hija que nació muerta


Ahora quieren hacer algo en honor a su pequeña.

Se supone que el convertirse en padres debería ser uno de los momentos más felices en la vida de una pareja, pero hay casos en los que el destino tiene otra opinión. Caoimhe Parker y su pareja descubrieron el día de San Valentín que su bebé por nacer no tenía pulso.

Caoimhe tenía 28 semanas de gestación cuando descubrieron que la pequeña Cádhla Mae Elliman-Parker no tenía latidos.

Tres días después, el 17 de febrero, dio a luz a una bebé que nació muerta, según informa Belfast Live.

En la foto se pueden ver las pequeñas manos de la Cádhla encima de las manos de sus padres


JustGiving

Gracias a una cuna fría que fue donada por otra familia que pasó por lo mismo, pudieron estar con su pequeña durante el fin de semana, antes de tener que despedirse para siempre ella.

Una cuna fría es una especie de silla de bebé diseñada para mantener el cuerpo del bebé frío después de la muerte, permitiendo que los padres y las familias puedan tener un tiempo de luto y de despedida.


DailyMail

“Le dio tiempo a mi prima con su hija. Cuando descubrió que no se oían latidos, pensó que le quitarían a su bebé y que nunca más la vería. Pero una amiga mía perdió a su bebé y me contó que había usado una cuna fría así que le dije a Caoimhe que pidiera una. Significó que ella podía pasar todo el tiempo que quisiera con su hija. La familia pasó el fin de semana con ella y permitió que la familia inmediata se despidiera”

-Bronagh Christie, prima de Caoimhe, a Belfast Live-

Bronagh contó a Belfast Live que aún no saben qué es lo que causó la muerte de la pequeña, y que hubo cuatro bebés que murieron esa noche en el hospital Royal Victoria, pero solo tres cunas frías, lo que significó que una familia no tuvo la misma oportunidad que su prima.


Collect

Es por eso que iniciaron una recaudación de fondos para comprar otra cuna fría y donarla al hospital. “(La cuna fría) fue muy beneficioso. Por eso quisimos empezar esta recaudación, para ayudar a otras familias que tengan que pasar por esto”, dijo Bronagh.

Cada cuna fría vale £1.500 libras esterlinas, de las cuales ya han juntado £985, pero la familia quiere recolectar todo el dinero posible para hacer una donación extra a la unidad de recién nacidos para ayudar a los bebés prematuros.

Que gran corazón el de Caoimhe y su familia, quienes en momentos de dolor encontraron una forma de ayudar a los demás.



http://www.upsocl.com/mundo/esta-desgarradora-foto-muestra-a-dos-padres-despidiendo-a-su-pequena-hija-que-nacio-muerta/