Escondió su embarazo y estranguló a su hija tras dar a luz. Su cruda confesión es lo más terrible


La ahorcó con sus propias manos.

Cuando el novio de Gintare Suminaite sospechó y abrió la puerta del baño encontró un escenario de terror. Su novia estaba en la tina, ensangrentada e inconsciente. El piso del baño estaba cubierto de sangre y -según él- había un contenedor con ropa sucia a su lado. Gintare había dado a luz y asesinado a su hija recién nacida allí mismo, pero él no tenía idea.

Gintare escondió todo su embarazo, producto de una relación con otro hombre, y no dijo nada a su novio cuando sintió las contracciones.

Ambos estaban juntos hace años, pero la relación era tensa hace meses: trabajaban en la misma compañía, pero haciendo turnos opuestos.

De acuerdo al Mirror, Gintare estaba en contacto con su amante (el padre de la niña) y planeaba irse a Lituania con él. Sin embargo, él volvió a Inglaterra.

Cuando su novio la encontró en el baño y llamó a la ambulancia, los funcionarios de salud descubrieron el cuerpo de la bebé en el contenedor de ropa sucia y avisaron a las autoridades.

La niña tenía un trozo de ropa alrededor de su cuello. Más tarde, Gintare confesó que la ahorcó con sus propias manos y luego intentó ahogarla bajo el agua de la ducha.

Todo ocurrió el 5 de abril de 2016 y comenzó una investigación que finalizó con Gintare en libertad.

¿Cómo? Pues la justicia llegó a la conclusión de que la mujer, de 30 años, estaba en un estado temporal de locura a causa del estrés de dar a luz.

Gintare estuvo 298 días en prisión preventiva, pero saldrá libre con la condición de que cumpla 24 meses de servicio comunitario.



http://www.upsocl.com/ia/escondio-su-embarazo-y-estrangulo-a-su-hija-tras-dar-a-luz-su-cruda-confesion-es-lo-mas-terrible/