Ellos posaban para una sesión de fotos. Cuando el fotógrafo dice esto, la novia pierde el control



El día de la boda es quizá uno de los momentos más significativos en la vida de una pareja. Cada cuál escoge celebrarlo a su modo, algunos más extravagantes que otros. El que verás a continuación es extremadamente singular. Gill y Alan querían recordar el día para siempre, también quería que sus invitados lo recordaran como algo único. Ellos idearon un plan con muchos detalles que terminó siendo una increíble sorpresa para todos.

Todo comienza con una sesión de fotografía. Ahí el fotógrafo dice algo que saca a la novia de control y desencadena una serie de eventos desafortunados. Mira lo que ocurre por ti mismo:

Estaban en el pasto tomándose fotografías cuando comenzó el conflicto. ¡Mira el puñetazo que le da la novia!

Luego sus perros aparecieron y estropearon sus trajes… Más y más problemas.

En la lavandería hubo bastante sensualidad…

Finalmente pudieron llegar. Y este fue su saludo antes de abrir la puerta y sorprender a los invitados.

¿Qué te pareció?




Categorias: Comunidad, IA – Etiquetas: